Pide Arquidiócesis a gobierno federal remozar Catedral por visita papal
Pide Arquidiócesis a gobierno federal remozar Catedral por visita papal
27 enero, 2016
Ofrece UNAM aumento salarial de 3.15% a maestros
Ofrece UNAM aumento salarial de 3.15% a maestros
27 enero, 2016

Apatzingán y Acapulco, donde más niños consumen mariguana

mariguana Apatzingán y Acapulco, donde más niños consumen mariguana

Por Ángeles Cruz Martínez

En Apatzingán, Michoacán; Ciudad del Carmen, Campeche; Acapulco, Guerrero, y Ciudad Juárez, Chihuahua, se registra la mayor prevalencia en el consumo de mariguana –alguna vez en la vida– entre niños de 10 y 11 años de edad. El promedio nacional es de 2.3 por ciento en ese rango etáreo, pero en estas ciudades el indicador es 50 por ciento superior, reveló la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas en Estudiantes (Encode) 2014-2015.

Los indicadores cambian en edades más avanzadas, de tal suerte que el mayor número de adolescentes de 12 a 18 años que reportan haber usado alguna vez la cannabis se encuentran en Ecatepec, estado de México; Cancún-Playa del Carmen, Quintana Roo; Cuautla, Morelos, y Guadalajara, Jalisco, con entre 14 y 16 por ciento. El promedio nacional en este grupo de edad es de 10.6 por ciento de uso –alguna vez en la vida–, lo que no significa que sean adictos.

De hecho, la investigación encontró que por su grado de consumo y dependencia a las drogas entre jóvenes de secundaria y bachillerato, 2.5 por ciento requieren rehabilitación.

Es un panorama complejo, de acuerdo con los investigadores del Instituto Nacional de Siquiatría que participaron en el levantamiento de la encuesta realizada a más de 166 mil alumnos de quinto y sexto de primaria, secundaria y bachillerato.

Otro dato relevante es el aumento que se registró en 15 años del uso de drogas alguna vez entre las mujeres adolescentes. Entre 1991 y 2014 se triplicó la prevalencia, al pasar de 4.3 a 15.9 por ciento para cualquier sustancia, pero de mariguana de ser casi inexistente (0.5 por ciento) llegó a 8.4 por ciento en 2014.

Entre los varones, el aumento en ese periodo fue del doble para el consumo de cualquier tipo de droga, pero en mariguana creció más de cinco veces, pues pasó de 2.4 a 12.9 por ciento.

Respecto de los niños más pequeños, de los que por primera vez se obtuvo información sobre el consumo de drogas en la Encode, también resalta que de los 152 mil 181 individuos (3.3 por ciento) que han consumido sustancias ilícitas alguna vez en la vida, la mayoría son hombres (4.7 por ciento). Entre las mujeres la prevalencia es de 1.7 por ciento.

Sobre la mariguana, el uso promedio es de 2.3 por ciento, equivalente a 106 mil personas. Por sexo, 3.4 por ciento son niños y 1.1 niñas. Pero en las ciudades mencionadas los porcentajes son de 3.4 por ciento en Ciudad Juárez, 4 en Acapulco, 5.3 en Ciudad del Carmen y 5.6 por ciento en Apatzingán.

Por ahora es lo que se sabe y no hay posibilidad de establecer comparaciones o identificar una tendencia, porque nunca se había investigado a este grupo etáreo.

Los datos de la Encode son relevantes porque confirman que el uso de drogas se inicia desde los 10 u 11 años, lo que podría explicar que entre los adolescentes la prevalencia para todas las sustancias se haya duplicado en 14 años (de 8.2 a 17.2 por ciento). Además, la encuesta detectó el incremento de conductas de riesgo asociadas al uso de la cannabis. Entre los varones usuarios de mariguana, 43 por ciento también tiene un consumo nocivo de alcohol, contra 9.9 por ciento de adolescentes que no consumen la yerba.

Más de la mitad de los adolescentes hombres consumidores de la droga tienen relaciones sexuales, mientras 13.6 por ciento de los no consumidores reportan esta práctica. De la misma forma, 37 por ciento de los primeros incurren en actos antisociales, contra 16 por ciento de los jóvenes que no usan mariguana.

En mujeres, la medición reveló que el consumo de alcohol es de 42 por ciento en las adolescentes que consumen cannabis, contra 8.4 que no la utilizan. Tienen relaciones sexuales 42 por ciento de las usuarias de la droga contra 8 por ciento, y en las conductas antisociales los porcentajes fueron 24.3 contra 10 por ciento.