nueva cuenta tesorero proveedores
Ayuntamiento adeuda 650 millones de pesos a proveedores: Tesorero
11 Diciembre, 2015
ces
Muere policía de la CES en el estado de México
11 Diciembre, 2015

Aplazan a marzo de 2016 fin de obras en autopista México-Cuernavaca

México-Cuernavaca

Por Susana González G.

México, DF. Será hasta finales de marzo de 2016, en vísperas de la Semana Santa, cuando concluyan simultáneamente las tres obras que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) lleva a cabo en la autopista México-Cuernavaca, en su salida del Distrito Federal, y con las que se prevé un incremento de 50 por ciento en el número de vehículos que cada hora cruzan por la caseta de Tlalpan, anunciaron funcionarios de la dependencia y directivos de los corporativos Carso y Ximsa, responsables de los trabajos, durante un recorrido de supervisión.

También anunciaron que a partir del próximo viernes 18 de diciembre y hasta el 6 de enero de 2016 se suspenderán dichas obras lo mismo que en todas las carreteras a cargo de Caminos y Puentes Federales (Capufe), con motivo de las fiestas de fin de año para no ocasionar molestias a los paseantes.

Las tres obras en la autopista México-Cuernavaca son la construcción del Viaducto Elevado –que inicia en Periférico Sur y Viaducto Tlalpan y termina después de la caseta de cobro de Tlalpan–, la reubicación y modernización de dicha caseta, así como de la edificación del parador integral Parras donde se brindarán diferentes servicios a choferes de autobuses y camiones, al igual que a automovilistas particulares.

Originalmente las autoridades habían fijado distintos plazos de conclusión para cada obra e incluso llegó a manejarse la posibilidad de que la primera se entregara a finales de este año, pero “como no servía realmente de nada terminar un tramo sino teníamos asegurada la conectividad efectiva con el Distrito Federal o la modificación de casetas” se ajustaron los calendarios y el plazo se extendió hasta finales de marzo para las tres, aseveró Raúl Murrieta Cummings, subsecretario de transporte de la SCT. La extensión del plazo no implicó ningún aumento en los costos de inversión “porque se mantiene el mismo contrato con las empresas”, aseguró a su vez Benito Neme Sastré, director de Caminos y Puentes Federales (Capufe).

La longitud del Viaducto Elevado es de cinco kilómetros, pero se extiende a siete al unirse a los dos kilómetros del Segundo Piso que corren a cargo del Gobierno del Distrito Federal y la inversión conjunta asciende a 3 mil 100 millones de pesos, precisó Gerardo Ruiz Esparza, titular de la SCT. El secretario de obras y servicios del Distrito Federal, Édgar Oswaldo Tungüi, aseguró que ya se inició la construcción de la última etapa de la Autopista Urbana Sur para conectarla al Viaducto Elevado.

Ruiz esparza ofrece disculpas a los vecinos por las molestias de las obras

A nombre de ambos gobiernos, Ruiz Esparza ofreció disculpas a los vecinos de la zona por las molestias que les ocasionan las obras, pues incluso dijo que los trabajos se llevan a cabo durante la noche. Ponderó que son molestias temporales en tanto que los beneficios que dejarán las obras serán “permanentes” porque se solucionarán los nudos y la sobrecarga de tráfico que siempre ha tenido la salida a Cuernavaca.

Las obras, dijo, “van a darle de nueva cuenta rapidez y comodidad a los usuarios que quieran salir hacia distintos destinos turísticos del sur del país”, además de Cuernavaca y Tequisquetengo, en Morelos o Acapulco, Guerrero. En esa autopista circulan entre 5 y 10 mil vehículos cada día, según el director de Capufe.

El viaducto, que contará con dos carriles para cada sentido, comenzó a construirse en noviembre de 2014 y lleva un avance de 87 por ciento. Neme Sastré aseguró que la actual plaza o caseta de cobro Tlalpan resulta “obsoleta” y sus instalaciones tienen más de 40 años, por lo que se modernizará y se reubicará a 100 metros de distancia de donde actualmente se encuentra.

Ruiz Esparza y Neme Sastré ponderaron que habrá una ampliación de 14 a 21 carriles (siete de ellos reversibles) en la caseta de cobro y se prevé que con ello cruzarán 5 mil 40 vehículos por hora, en lugar de los 3 mil 60 que actualmente circulan. Las instalaciones que se construyen en la caseta de cobro sólo será para personal de Capufe, Policía Federal y personal de emergencia, pero no para el público en general. Esta obra requirió una inversión de 192 millones de pesos, inició en noviembre de 2014 pero tiene un avance de tan sólo 33.60 por ciento.

Para choferes y automovilistas se construye el parador integral Parras, ubicado a 10 kilómetros de distancia de la nueva caseta de Tlalpan, que además de estacionamiento y servicios sanitarios, contará con una unidad médica prehospitalaria, área de comida rápida, una tienda de conveniencia, servicio de wifi e incluso, destacó Neme Sastré, un área con aparatos para que los conductores “se estiren”. El parador comenzó a construirse en julio de este año con una inversión de 56.8 millones de pesos y se tiene un avance de 89.4 por ciento.

Suspensión de obras durante las vacaciones

Sobre las vacaciones de diciembre, el director de Capufe dijo que las autoridades serán cuidadosas para poder continuar con la obra, pero generando el menor perjuicio a los usuarios de la autopista. Los directivos de las empresas constructoras mencionaron que trabajan a marchas forzadas y aunque “entre comillas las vacaciones afectan un poco la construcción se privilegia la salida de quienes quieren salir y descansar, ampliando los carriles de circulación”.

Neme Sastré señaló que en estas vacaciones hay entre 25 y 26 millones de vehículos circulando por la red carretera federal, lo que implica un incremento de 18 o 20 por ciento respecto al resto del año.

Afirmó que las tarifas en las carreteras a cargo de Capufe no se han incrementado en este sexenio y en el caso de la Autopista México-Acapulco recordó que desde los huracanes Ingrid y Manuel se mantiene un descuento de 25 por ciento en la Autopista México-Acapulco, por lo que sólo se pagan 75 pesos.

El funcionario presumió que la red carretera de México es la más segura del mundo al aseverar que 99.99 por ciento de los 460 millones de automovilistas que circulan por ella cada año no sufren ningún incidente, ni siquiera ponchadura de llantas o falta de gasolina, desde su punto de origen hasta su punto de destino.