cataluña
Fuerte participación en elecciones clave para el futuro de Cataluña
27 septiembre, 2015
papa
Papa Francisco: “error trágico” la legalización de bodas gay
27 septiembre, 2015

Bajo porcentaje de aprobación de Peña, según el Latinobarómetro

Peña

Salidas falsas a coyunturas internacionales han provocado división social y retrocesos, resaltó el mandatario en su mensaje por el tercer Informe. Foto: Marco Peláez

Claudia Herrera Beltrán

El presidente Enrique Peña Nieto tiene el porcentaje más bajo de aprobación de los últimos tres sexenios y se encuentra entre los cinco mandatarios de América Latina con las peores evaluaciones, indica el Latinobarómetro.

El estudio, elaborado desde hace 20 años por una organización civil con sede en Chile, muestra que los mexicanos son, además, los más insatisfechos con la democracia entre 18 países de América Latina.

El monitoreo de 2015 indica que sólo 35 por ciento aprueba la gestión de Peña Nieto, la cifra más baja en 13 años. La cantidad menor obtenida por el ex presidente Vicente Fox fue de 41 por ciento (2004), y la mayor, de 60 (2006), mientras las de Felipe Calderón oscilaron entre 52 (2009) y 59 por ciento (2013).

El índice de aprobación de 35 por ciento de Peña Nieto aparece entre los más bajos de América Latina, es seguido por Venezuela (30 por ciento), Brasil (29), Paraguay (26) y Perú (24). El promedio latinoamericano es de 47 por ciento y el resultado más alto es el de República Dominicana (82 por ciento).

Otro hallazgo es que apenas 19 por ciento de los mexicanos entrevistados está muy satisfecho con la democracia, frente a los uruguayos, que se encuentran en la parte más alta de la tabla, con 70 por ciento. El promedio en la región es de 27 por ciento.

De igual forma, los ciudadanos de nuestro país son quienes menos creen que las elecciones son limpias, con apenas 26 por ciento, frente a 47 por ciento en Latinoamérica y 82 en Uruguay.

Sólo 17 por ciento dicen sentirse representados por el Congreso, con lo que México se ubica en el lugar 15, apenas arriba de Paraguay, Brasil y Perú. El promedio en la región es de 23 por ciento; el más alto se da otra vez en Uruguay, con 45 por ciento.

Otra muestra del desencanto hacia la política es que sólo 32 por ciento de los mexicanos se siente cercano a los partidos, frente a 40 por ciento de los latinoamericanos y 72 por ciento de los uruguayos.

Solamente 21 por ciento de los encuestados en México piensa que se gobierna para el bien de todo el pueblo, en contraste con los ecuatorianos, que tienen el índice más alto, de 56 por ciento, seguido de Uruguay, 55 por ciento.

México también está entre los cinco países donde menos gente cree que la distribución de la riqueza es justa: 17 por ciento, mientras en Ecuador, el mejor posicionado, el porcentaje es de 49.

Asimismo, México ocupa el tercer lugar entre los países donde la gente ha sabido de algún acto de corrupción (28 por ciento) y en el número 15 de las naciones cuyos habitantes creen que ha habido avances en ese aspecto.

El sondeo incluye esta vez un apartado sobre el uso de tecnologías: 27 por ciento de los mexicanos piensan que las redes sociales les permiten participar en política, aunque 28 por ciento considera que sólo crean esa ilusión y 12 por ciento opina que no sirven para esos fines.

Ofrece un balance de dos décadas de monitoreo de la opinión latinoamericana y concluye: “De los hiperpresidentes de la década pasada pasamos a la hiperparticipación en la actual década. Es la década de los ciudadanos que pareciera que están diciendo: Too late and too little (Muy tarde y muy poco)”.