UNAM
La sucesión en la UNAM
5 octubre, 2015
Chautengo
Clausura PROFEPA, construcción de baños en laguna de Chautengo en Guerrero
5 octubre, 2015

Biblioteca Central de CU. Foto José Carlo González

Peña

El presidente Enrique Peña Nieto encabezó la inauguración de la Semana Nacional de la Transparencia 2015. Foto Notimex

Peña

El presidente Enrique Peña Nieto encabezó la inauguración de la Semana Nacional de la Transparencia 2015. Foto Notimex

Por Alonso Urrutia

México, D.F. En el marco de la inauguración de la Semana Nacional de Transparencia, el presidente Enrique Peña Nieto llamó a consolidar el binomio entre democracia y transparencia como herramientas que favorecen el desarrollo de la sociedad. El mandatario subrayó que sólo a los gobiernos autoritarios conviene la opacidad en su actuación, por lo que celebró los avances que México ha tenido en transparencia.

El presidente aseguró que el estado debe abonar en consolidar este binomio democracia-transparencia como una fórmula para fortalecer la confianza y credibilidad en las instituciones, en la lógica de entender que mayor transparencia no es algo que vaya en contra de las instituciones. Es necesario, dijo, enriquecer la visión sobre el actuar del gobierno.

Durante su participación en la Semana Nacional de la Transparencia 2015 en la antigua sede del Senado, Peña Nieto destacó el cambio sustancial que ha registrado México en los últimos años, por lo que, dijo, sólo quienes tienen “memoria corta”, no recuerdan que hasta hace 20 o 30 años, en México había gobiernos auténticamente cerrados en donde información como las reservas internacionales, solo se difundían en el informe presidencial.

Peña Nieto dijo que en este renglón México ha avanzado sustancialmente adquiriendo las mejores prácticas internacionales en materia de transparencia y rendición de cuentas. El país ha pugnado por tener cada vez más gobiernos y poderes abiertos y transparentes. Aunque formalmente el derecho de acceso a la información estaba contemplado en la constitución desde 1977, no había una legislación secundaria que lo hiciera posible.

Más adelante explicó que desde mayo de este año se ha acelerado la transformación para alentar que los gobiernos y poderes sean cada vez más abiertos, donde los sindicatos que reciben recursos públicos están obligados a la transparencia. Un nuevo ordenamiento en que se está creando un sistema nacional orientado claramente a la rendición de cuentas .

En su oportunidad, el representante de la Red por la Rendición de Cuentas, Mauricio Merino destacó la importancia de los avances constitucionales y legales que ha tenido el país, sin embargo, alertó sobre el riesgo implícito en la elaboración del segundo paquete de leyes que complementan el sistema de transparencia y anticorrupción (ley General de Archivos, Ley Federal de Transparencia, Ley General de Protección de Datos Personales), porque existe tal dispersión de propuestas que eventualmente pudieran anularse entre sí, en el caso en que se trabajen separadamente.

Por su parte, la presidenta del Instituto Nacional de Transparencia y Acceso a la Información, Ximena Puente, sostuvo que las reformas en materia de transparencia deben asumirse como una política de estado que conduzca hacia una efectiva rendición de cuentas. Dijo que los alcances de las reformas deben verse de manera en que se consolida de manera vertical, en la relación entre sociedad y gobierno; horizontal, como un esquema de pesos y contrapesos.

Puente consideró que garantizar el ejercicio de este derecho no puede verse solamente como el cumplimiento de un trámite administrativo, sino como una forma mediante el cual se puede entender la democracia como un ejercicio que debe ser público

En su oportunidad, el presidente del Senado, Roberto Gil ofreció que el Senado cumplirá en los tiempos que se fijó para complementar el paquete de leyes y reformas que se requieren para consolidar la transparencia. Subrayó que no se puede ser ajeno al hecho de que aún ahora las rutinas de transparencia se ve por algunos sujetos obligados como carga burocrática, como riesgos de ser exhibidos ante la sociedad. Por ello, llamó a superar los regateos en el cumplimiento de la legislación porque la apertura de la información no es una amenaza sino oportunidad de legitimación.