Paterfamilias dan cinco días a Peña para que presente con vida a los normalistas
22 enero, 2015
Critican expertos a Murillo por suponer que los 43 normalistas fueron asesinados en Cocula
22 enero, 2015

Bloquean de nuevo la Autopista del Sol

violencia desaparición propuesta de reparación enfrentamientos Cuajinicuilapa , pensiones ,

Sergio Ocampo y Rubicela Morelos

Chilpancingo, Gro. Familiares de los 43 estudiantes desaparecidos, maestros afiliados a la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (Ceteg) y alumnos de la Normal de Ayotzinapa bloquearon este miércoles durante casi cuatro horas la Autopista del Sol para exigir al gobierno federal que presente con vida a los jóvenes, y que la Procuraduría General de la República (PGR) investigue a elementos del Ejército y al ex gobernador Ángel Aguirre Rivero.
Argumentaron que el ex mandatario estatal y la dependencia citada deben saber dónde están sus hijos, e insistieron en que mientras no los encuentren vivos no permitirán que haya elecciones en Guerrero.
El portavoz de los padres de familia, Felipe de la Cruz, demandó a la Federación y a la administración que encabeza el gobernador interino Rogelio Ortega Martínez que cese la represión en su contra, ya que lo único que demandan es que los policías municipales de Iguala les devuelvan a sus hijos.
El vocero advirtió que mientras el Estado no libere a los 43 estudiantes, continuarán con sus protestas hasta encontrarlos con vida, con las cuales también exigen castigo para el ex alcalde José Luis Abarca y su esposa María de los Ángeles Pineda Villa, a quienes atribuyen dar las órdenes para deshacerse de los normalistas.
De igual manera pidió que se castigue por comisión y omisión en los hechos sangrientos de Iguala a la clase política del estado, comenzado por el ex gobernador Ángel Aguirre Rivero. Felipe de la Cruz sostuvo asimismo que ‘‘ha quedado demostrada la complicidad que existe en la clase política del país con los integrantes del narcotráfico’’.
Sobre la versión de la PGR, de que los muchachos fueron quemados en un basurero del municipio de Cocula, dijo que mientras el gobierno mexicano no lo demuestre con pruebas científicas, ‘‘no vamos a creer lo que declare el procurador Jesús Murillo Karam, ni ningún funcionario del gobierno, porque sabemos que quieren dar carpetazo a este hecho, como otros que han sucedido en el país; pero los padres vamos a buscarlos hasta encontrarlos porque sabemos que están con vida’’.
Por su parte, la señora Delfina de la Cruz, madre de uno de los desaparecidos (Adán Abraján de la Cruz), exigió durante la marcha al presidente Enrique Peña Nieto que regrese a los estudiantes. Advirtió que de lo contrario, las acciones de normalistas, padres y la Ceteg serán más radicales, y anunció que si algo les pasa a ellos o a los dirigentes de las organizaciones sociales que los apoyan en su lucha, los gobiernos de Ortega Martínez y Peña Nieto serán los culpables.
‘‘Nosotros como madres y padres queremos que nos devuelvan a nuestros hijos; cuando el gobierno los suelte, nosotros ya no marchamos; los policías se los llevaron y sabemos que reciben órdenes de las autoridades’’, dijo Delfina de la Cruz.
La movilización comenzó con una marcha en la que participaron más de 5 mil personas, quienes salieron del zócalo de esta capital alrededor de las 12 del día con rumbo al sur de la ciudad. Al filo de las 13 horas, los contingentes marcharon sobre los carriles de la Autopista del Sol, de norte a sur.
A las 2 de la tarde llegaron a la salida de Chilpancingo, donde bloquearon la autopista por dos horas. Retornaron al zócalo, donde la Ceteg mantiene un plantón desde el pasado 8 de octubre. Durante su camino los contingentes lanzaron piedras contra las instalaciones de la 35 zona militar.

JSL
JSL