apple
Pide Apple revisar modelos del iPhone 6 Plus por falla en cámaras
24 agosto, 2015
violentos
Activistas libaneses aplazan protesta tras choques violentos
24 agosto, 2015

Arranca en Cancún reunión internacional sobre comercio de armas

comercio de armas

Cancún. La primera Conferencia de Estados Parte del Tratado sobre el Comercio de Armas, “es una prueba de que la diplomacia puede salvar vidas”, afirmó el secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade, al inaugurar esta reunión a la que asisten representantes de 121 países, con el propósito de lograr la total implementación del tratado, para mejorar el control sobre armas convencionales y reducir con ello conflictos y violencia, “que traen tanto sufrimiento a hombres y mujeres en todo el mundo”.

“No es una historia anónima. No  es un  accidente. La diplomacia se enfrentaba a un problema real. El de un niño que, armado con armas convencionales participara en un  ejército ilegal. Nos encontrábamos frente a organizaciones terroristas que tienen acceso a armas convencionales. Nos encontrábamos frente a una mala estructuración del mercado de armas convencionales, que estaba dando lugar a que se perdiera vidas a un ritmo alarmante”, resumió el canciller al recordar los trabajos de casi una década, desde que la idea del tratado se gestara en Costa Rica.

Llamó a que esta reunión sea “la puerta de entrada a una nueva era de cooperación, en donde el comercio responsable de armas sea parte de la solución y no parte del problema”.

A su vez el canciller de Costa Rica, Manuel González Sanz, subrayó que el  objetivo del tratado es salvar vidas, lo que obliga a los gobiernos a evitar que el comercio de armas convencionales “burle los embargos del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, a facilitar el terrorismo y con ello, cometer violaciones a los derechos humanos”.

Se trata, dijo, “de que todos asumamos la responsabilidad que nos corresponde, para evitar que las armas, especialmente las pequeñas y ligeras y sus municiones, caigan en las manos equivocadas y continúen siendo los disparadores de la violencia armada que tantos estragos causan en el mundo”.

Agregó que “no basta con expresar consternación  por el derramamiento de sangre y devastación que vemos todos los días en las calles de Centroamérica, Darfur, Libia, Sudán, Siria y otros países. Debemos controlar, de manera más eficaz, la producción y comercio  de las armas, resistir las presiones de ciertos Estados por definiciones imprecisas, o resquicios que nos impidan conocer, por ejemplo, los volúmenes  y cantidades reales de armas convencionales que se comercian cada año”.

Sin transparencia, aseveró, el Tratado perderá su razón de ser. “Basta de excusas y subterfugios”, dijo y propuso a los Estados firmantes que consideren la posibilidad de que permitan que un grupo de observadores verifiquen sus informes.

La reunión se realizó en el complejo Moon Palace y de acuerdo con documentos que se entregan en la zona de recepción y registro, el objetivo de los trabajos es regular el comercio de armas a través de su reporte de exportaciones e importaciones entre los países parte.

Asociaciones civiles como Armas Bajo Control, Centro de Estudios Ecuménicos, Grupo de Investigaciones en información sobre la paz y la seguridad, entre otros, diseñaron sobre la arena la escultura de un tanque de guerra y propusieron poner fin a la venta de todo tipo de armas, y que haya transparencia en todas las transacciones, para evitar nuevos casos como el de Ayotzinapa o Tlatlaya, entre otros.

Representes de la sociedad organizada de Bélgica y Noruega afirmaron que en este momento hay muchos estados que ratificaron el tratado “pero eso no significa demasiado”, pues la intensión es que se tome con mayor seriedad para que cada día sea más difícil traficar armas de manera ilícita y fomentar conflictos armados.

El representante de Amnistía Internacional, Oliver Spraguce, refirió que llevan trabajando 20 años para “salvar vidas, que no haya más secretos, no se tomen decisiones a puertas cerradas y que las voces de sociedad civil y legisladores sean tomadas en cuenta”.