IFT
IFT hará consulta pública para bloquear celulares en cárceles
29 noviembre, 2015
venezuela
Inmoral, declaración de Juan Manuel Santos sobre asesinato de opositor: Caracas
29 noviembre, 2015

Cártel de Sinaloa, el más poderoso del país; El Mayo tiene pacto con El Mencho

chapo fbi

'El Chapo', el líder del 'cártel' de Sinaloa, se fugó del penal del Altiplano el 11 de julio. Foto Ap

Gustavo Castillo García

Mientras Los Zetas tratan de reorganizarse y obtener recursos a partir del robo de hidrocarburos y secuestros, los cárteles de Sinaloa y Jalisco Nueva Generación(CJNG) se mantienen como los mayores grupos criminales que operan en el país, revelan datos del gabinete de seguridad nacional.

En tanto, Guerreros Unidos, La Familia Michoacana y Los Caballeros Templarios sobreviven en zonas de Morelos, Michoacán, estado de México y Guerrero.

El cártel de Sinaloa y el CJNG tienen una alianza y controlan la franja del Pacífico mexicano hacia Estados Unidos. Operan desde Quintana Roo, donde a últimas fechas han sido detenidos integrantes de Los Zetas.

Ismael El Mayo Zambada permanece como el principal operador del cártel de Sinaloa tras la fuga de Joaquín El Chapo Guzmán Loera el pasado 11 de julio. Los reportes refieren que este cártel se mantiene como el más poderoso en el país, ya que su estructura operativa no ha sido afectada por las detenciones de algunos de sus integrantes.

Funcionarios federales revelaron que Guzmán Loera continúa “con bajo perfil, mientras Zambada dirige la organización, igual que durante el tiempo que estuvo detenido El Chapo, así que también ha conservado contacto y acuerdos con Nemesio Oseguera Cervantes, El Mencho, líder del CJNG, para que su grupo no entre en confrontaciones con miembros del cártel de Sinaloa.

Los acuerdos entre ambos grupos han permitido que el CJNG crezca en los últimos meses hacia Michoacán y se consolide en áreas como Guerrero, estado de México, Veracruz y Tabasco, y mantiene zonas de influencia en Zacatecas, Colima, Nayarit, Guanajuato, Chihuahua, Nuevo León, Baja California y Coahuila. Opera principalmente en Jalisco.

Señalaron que el mapa de las organizaciones criminales que han elaborado los órganos de inteligencia del gobierno mexicano refieren que el cártel de Sinaloa controla zonas en Chihuahua, Durango, Sinaloa, Jalisco, Nayarit, Colima, Sonora, Baja California Sur, Baja California, Coahuila, Quintana Roo, y tiene presencia en Morelos, Querétaro, Guanajuato y Puebla.

Los Caballeros Templarios tienen presencia limitada en Michoacán, Aguascalientes, estado de México, Morelos y Guerrero. Su desarticulación ha permitido el crecimiento del CJNG, advierten los reportes gubernamentales.

La Familia Michoacana conserva algunas células operativas en el estado de México y Guerrero.

El cártel de Los Zetas “está en proceso de reorganización; la mayor parte de sus integrantes son delincuentes jóvenes reclutados entre narcomenudistas en distintas entidades. Tiene presencia en Tamaulipas, San Luis Potosí, Veracruz, Tabasco, Yucatán, Quintana Roo, Oaxaca, Guerrero, Puebla y Tlaxcala.

No tiene un líder que controle toda la estructura; sus células operan articuladas por líderes regionales, con los cuales sus negocios de tráfico de estupefacientes se han visto impactados y han tenido que recurrir más a delitos como secuestro, extorsión y robo de hidrocarburos para financiar sus operaciones, indicaron los funcionarios consultados.

El cártel del Golfo sigue con conflictos internos y en su principal centro de operaciones –Matamoros, Tamaulipas– ya hay células de Los Zetas. Se considera en extinción. Sólo tiene presencia en San Luis Potosí, Veracruz y Tamaulipas.

Los grupos que surgieron de escisiones del cártel de los hermanos Beltrán Leyva, como Los Rojos, Guerreros Unidos, La Mano con Ojos (ya desarticulado), cártel Independiente de Acapulco, disputan territorios en estado de México, Morelos y Guerrero. En este último buscan apoderarse de las zonas de cultivo de amapola y las rutas para el trasiego de goma de opio.