Astillero: Ha “volvido” el humor político
12 diciembre, 2017
Elude la CFE pagar indemnización a joven electrocutado
12 diciembre, 2017

Casi 6 millones visitan la Basílica de Guadalupe

Cientos de miles de fieles llegaron ayer a la Villa de Guadalupe para manifestar su devoción a la Virgen del Tepeyac. Foto: Pablo Ramos

Raúl Llanos Samaniego, Laura Gómez Flores
y Bertha Teresa Ramírez

Ni el intenso frío –que en algunos momentos bajó hasta cinco grados centígrados– ni el cansancio detuvieron a los casi de 5 millones 900 mil peregrinos que arribaron ayer a la Basílica de Guadalupe para festejar a la Virgen del Tepeyac, todo en un ambiente de calma, orden y sin incidentes que lamentar.

El mayor impacto de la llegada de los fieles se registró en las vialidades de la zona norte de la Ciudad de México, las cuales se congestionaron desde temprano, tanto avenidas y calles se convirtieron en amplios estacionamientos o en una especie de hoteles al aire libre, donde se instalaron casas de campaña para el descanso de los peregrinos.

Laterales de avenidas como Paseo de la Reforma, Circuito Interior, Ferrocarril Hidalgo, Peralvillo y calzada de Los Misterios se caracterizaban por las largas filas de camiones, autobuses, camionetas y automóviles en los cuales se desplazaron los creyentes y donde pernoctaron a lo largo del día.

Asimismo, calles como Garrido, Zumárraga, Iturbide, Mina, Montiel, Galeana, 5 de Febrero, Allende y Ricarte, entre otras que circundan al templo mariano, se saturaron por los vehículos y ni los mismos residentes pudieron mover sus carros de sus domicilios.

Los 3 mil policías de diversos agrupamientos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de la Ciudad de México realizaron cortes a la circulación; en numerosas calles en torno a la Basílica colocaron vallas y trafitambos para impedir el paso de vehículos, pues ya estaban ocupados esos espacios desde hace días.

Aumentó afluencia

En cuanto a la ruta del Metrobús que corre por esa zona, se determinó la suspensión del servicio –el cual se reanudará este martes– en las estaciones La Villa, Hospital Infantil La Villa, Los Misterios y Delegación Gustavo A. Madero, por lo que mucha gente debió caminar varias calles para abordar otro medio de transporte.

El jefe delegacional de Gustavo A. Madero, Víctor Hugo Lobo Román, informó que hasta las 18 horas el número de feligreses era 5 por ciento mayor al registrado el año pasado, y consideró que una de las causas se debía a que muchos “vienen a dar gracias con motivo del lamentable sismo de septiembre pasado”.

Las autoridades delegacionales y de la SSP resaltaron que el operativo Amigo Peregrino 2017, puesto en marcha desde el sábado 9, funcionó de manera adecuada, tal como se planeó desde hace seis meses, lo que permitió garantizar la integridad de los fieles.

Incidentes menores

Según el reporte de los cuerpos de socorro, mil 257 personas fueron atendidas en las inmediaciones de la Basílica de Guadalupe por malestares menores, como cansancio, dolores de pies y escoriaciones. Ninguno requirió hospitalización o traslado; además, se logró poner en manos de sus familiares a tres menores que se extraviaron, pues fueron voceados en las 78 bocinas instaladas en el primer cuadro de seguridad. En un recorrido de supervisión, Lobo Román recordó que la ley seca se mantendrá hasta las 15 horas de este martes.

En este contexto, la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño de la Ciudad de México estimó que el consumo y la actividad comercial del 8 al 12 de diciembre en la Basílica de Guadalupe generarán una derrama económica de 229 millones 740 mil pesos, compuesta principalmente por alimentos, hospedaje y compra de recuerdos.

“Se debe considerar que alrededor de la Basílica hay diversas rutas de acceso de peregrinos, se da la presencia de personas que a manera de ‘manda’ obsequian alimentos, agua y otros artículos”. Se estima que en promedio se inviertan mil 200 pesos en una manda, consistente en regalar alimentos a los peregrinos.

 

 

JSL
JSL