violencia desaparición propuesta de reparación enfrentamientos Cuajinicuilapa , pensiones ,
Conmemora Peña Nieto la gesta heroica del Castillo de Chapultepec
14 septiembre, 2015
Más de mil competidores disfrutaron la carrera Atlética Municipal
14 septiembre, 2015

Caudillismos de Calderón y Madero han afectado al PAN, consideran militantes

violencia desaparición propuesta de reparación enfrentamientos Cuajinicuilapa , pensiones ,

Georgina Saldierna

El Partido Acción Nacional (PAN) llega este miércoles a su 76 aniversario sumido en una crisis de identidad, con los resultados electorales más bajos en los pasados 20 años y disputas internas que no acaban. Sin embargo, en medio de este panorama algunos panistas observan signos alentadores, como la llegada de una nueva generación a la dirigencia nacional y que el partido está saliendo de los caudillismos de Felipe Calderón y Gustavo Madero.
Entre quienes observan con optimismo el futuro de esta fuerza política se encuentra el ex presidente del blanquiazul Luis Felipe Bravo Mena, quien considera que Acción Nacional ha entrado a una nueva etapa en la que llega una generación con otra mentalidad y manera de hacer las cosas, así como un deseo de relanzar al instituto político.
Después de un tiempo de desgastes y problemas, estima que el PAN debe concentrarse en volver a ser la casa de los ciudadanos, fortalecer su vida institucional más que a los grupos, ser plural e incluyente, y fortalecer la estructura en municipios y estados, pues hay lugares donde está prácticamente borrado del mapa.
Hay que volver a construir el partido en el valle de México, Guadalajara, Monterrey y en muchos otros lugares, añade en entrevista.
A poco más de un mes de que Ricardo Anaya ganó la jefatura del blanquiazul, manifiesta su agrado por los primeros pasos que ha dado el político queretano, pero estima necesario apoyar para que se siga profundizando el proceso de rencuentro, reconciliación, unidad y encuentro con los ciudadanos. Bravo Mena confía en que el senador Javier Corral y su grupo, quienes contendieron contra Anaya por la dirigencia y no fueron incluidos por éste en la comisión permanente del PAN, podrán ser incorporados en otras instancias y tareas partidistas.
Pero si no se trabaja en las prioridades que plantea y en la unidad, el ex candidato a la gubernatura del estado de México advierte que se mantendrá la situación de fractura, división y distanciamiento con la ciudadanía. En esas condiciones, el partido no tiene ningún futuro en 2018, cuando se volverá a disputar la Presidencia.
A su vez, Ernesto Ruffo, el primer gobernador que tuvo Acción Nacional, se muestra optimista sobre el futuro de esta fuerza política, pues considera que se encuentra en un proceso de recuperación y rencuentro, así como de reconstrucción de la institución, la cual desafortunadamente sufrió los embates de los caudillos en el poder.
Integrante de la planilla que acompañó a Anaya en la disputa por la presidencia blanquiazul, ubica al ex presidente Felipe Calderón y al ex dirigente Gustavo Madero como los caudillos que actuaron sobre las instituciones del partido. Las desdeñaron, subrayan.
El reto del PAN y del país, es hacer valer su institucionalidad, dice al resaltar que es más valioso apoyar a una institución con sus normas, que todo mundo debe respetar, que confiar en una persona por sus cualidades personales y capacidades. Ruffo Appel estima que Acción Nacional se encuentra en la dinámica de salir de la etapa de los caudillismos, fenómeno que además ha dado pie a lo que llama la ‘‘onda grupera’’.
Más crítico de la situación que enfrenta este instituto político, Juan Miguel Alcántara Soria, ex subprocurador general de la República, señala que el PAN atraviesa por una crisis de identidad en la que no sabe quién es, de dónde viene y adónde va.
Considera que la organización partidista tiene grandes debilidades y enfrenta graves riesgos; el primero es la existencia de un padrón de militantes en el que nadie cree, porque se incurrió en afiliaciones corporativas y se cayó en lo que tanto se criticaba del régimen priísta.
Indica: ‘‘Lo que está pasando en Puebla, donde hay una descarada intromisión del gobernador Rafael Moreno Valle queriendo atropellar el proceso de elección de la dirigencia estatal, o lo que se observa en Veracruz, donde los Yunes actúan fuera de los procesos democráticos y de respeto a la militancia, confirman el estado de debilidad y la falta de salud del partido’’.
Añade que la fragilidad también se observa en la conformación de grupos y en que las estructuras del blanquiazul a nivel estatal o municipal han sido coptadas por panistas con poder y recursos económicos.Por ejemplo, en Puebla, por el gobernador, señala.
Es evidente, continúa, la cantidad de recursos públicos y de quién sabe que otro lado, que se utilizan para comprar lealtades, algunas de manera abierta y otras con discreción.
El ex secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública refiere que la ‘‘onda grupera’’ que se ve en torno a Moreno Valle, los Yunes, Jorge Romero y Federico Döring, entre otros, pues todo el país está lleno de grupos, son expresiones de la falta de congruencia con lo que significa el respeto a la dignidad de cada persona que milita en Acción Nacional.
Finalmente, Alcántara Soria critica que el dirigente nacional no haya dado señales de cómo va a combatir la corrupción interna. Anaya anunció la creación de una instancia anticorrupción, pero hasta la fecha no se sabe quiénes la van integrar ni cuál es su cronograma de acciones, resalta.
Las señales en alguien que se precia de joven deben ser más prontas, más oportunas y más visibles, enfatiza al manifestar reticencias a efectuar alianzas electorales con partidos con los que no hay afinidades doctrinales y programáticas, pues ello puede ahondar la crisis de identidad que padece el panismo.

JSL
JSL