“No hay condiciones para retornar a Chalchihuitán”
7 enero, 2018
Por la violencia, 600 personas dejan sus casas en Guerrero
7 enero, 2018

Chihuahua, líder en ‘narcomenudeo’ el año pasado: SG

Las ejecuciones, una constante en gran número de entidades. La imagen, en Morelos el domingo pasado. Foto Cuartoscuro

Fabiola Martínez

En el periodo 2015-2017, Baja California, Baja California Sur, Colima, Chihuahua, Guerrero, Nayarit, Sinaloa, Tamaulipas y Veracruz son las entidades con mayor crecimiento de delitos graves, vinculados al crimen organizado.

En ese grupo destaca la fronteriza Chihuahua, con un avance sin precedentes en cuanto a narcomenudeo, al pasar de 3 mil 64 denuncias relacionadas con ese delito en 2015, a 7 mil 437 de enero a noviembre de 2017.

Si bien en el más reciente trimestre el acumulado de carpetas de investigación, a cargo de la fiscalía estatal, se ubicó en medio millar por mes: el promedio del año es sensiblemente mayor al del bienio citado, cuando los mínimos mensuales eran de 231 denuncias (agosto de 2016), y 112 en febrero de 2015, contra 850 episodios registrados por el Ministerio Público estatal tan sólo en enero de 2017.

De enero a noviembre pasado son casi 7 mil 500. Visto de otra manera, Chihuahua contribuyó con al menos una de cada cinco denuncias por narcomenudeo en el país.

Las autoridades estatales recibieron, en conjunto, 40 mil 172 reportes de ese delito en el lapso referido.

También hay alta incidencia de ello en Guanajuato, con casi 6 mil denuncias.

Las cifras correspondientes a diciembre de 2017, para cerrar la estadística del año pasado, serán publicadas el 20 de enero próximo por el secretariado ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), de la Secretaría de Gobernación.

Estos mismos datos compilados por el SNSP, con base en la información que le envían las propias fiscalías y procuradurías estatales, muestran el recrudecimiento de la violencia en casi todo el país, con énfasis en la franja fronteriza con Estados Unidos.

Crisis

Según integrantes del gabinete de seguridad nacional, esta crisis se debe a la disputa de las plazas por parte de grupos del crimen organizado, por el control de corredores fundamentales para el trasiego de drogas hacia Estados Unidos.

El viernes pasado está narcodisputa atribuida a los cártelesde Juárez y Sinaloa, dejó tan sólo en territorio chihuahuense 32 personas ejecutadas en un día. Los hechos ocurrieron en la capital del estado, Ciudad Juárez, Bocoyna y Cuauhtémoc.

La tasa histórica de homicidios dolosos (desde que en 1997 dio inicio esta medición) la tiene precisamente Chihuahua, cuando en 2010 registró 110 asesinatos intencionales por cada 100 mil habitantes.

Posteriormente se logró bajar la incidencia a una tasa de 25.47, en 2015; para 2016 ascendió a 32.89, y en lo que ha sido contabilizado de 2017 ya acumulaba 37.68.

Salvo el recuento de 1999, todos los años Chihuahua ha estado por encima del promedio nacional en cuanto a asesinatos.

Sin embargo, el año pasado se reportó un aumento de víctimas de distintos delitos.

Con la nueva metodología empleada por las autoridades del sector se puso en evidencia el aumento exponencial en homicidios con arma de fuego: mil 809 entre enero y noviembre de 2017, contra mil 151 en todo 2015 y mil 470 durante 2016.

La mayoría de los crímenes son perpetrados, como en el resto del país, con arma de fuego. Igualmente, hay aumento en abuso sexual (mil 110 casos en los 11 primeros meses del año pasado), violacion simple (732) y violación equiparada (198). Hay también repunte en robos.

En tanto, en otras rutas de la droga los hechos de violencia también alcanzan niveles no vistos en dos décadas.

Baja California, fronteriza con Estados Unidos, reporta en el periodo enero-noviembre del año pasado: 2 mil 117 víctimas de homicidio doloso, así como 5 mil 227 denuncias de narcomenudeo. Hace dos años el recuento era de 906 asesinatos. No se reportó la cifra sobre narcomenudeode ese año.

La vecina entidad, Baja California Sur, tiene asimismo un panorama muy adverso, con su mayor tasa de homicidios en dos décadas, equivalentes a 650 víctimas mortales, contra las 175 de 2015.

Otra situación en constante crecimiento delictivo ocurre en Colima y Nayarit, que pese a ser de los dos estados con menos población en el país, alcanzaron el año pasado 731 y 291 homicidios dolosos, respectivamente, tan sólo de enero a noviembre, respecto a los 189 y 91 de hace dos años en el periodo completo.

A escala nacional, Colima mantiene la tasa de homicidios más alta (83.31 casos por cada 100 mil habitantes), cuando la media nacional es de 18.70, hasta la compilación de los datos de noviembre. Le siguen Guerrero (58.60), Baja California Sur (61.62), Baja California (53.42) y Sinaloa (40.96).

Como se ha informado, 2017 es ya, sin contar lo correspondiente a diciembre, el año con más asesinatos de los 20 años recientes, con un acumulado de víctimas (enero-noviembre) de 26 mil 573.

Durante el año pasado hubo más de 2 mil homicidios dolosos cada mes. En febrero, 2 mil 212, y en octubre, el récord con 2 mil 773, tan sólo en 30 días, esto es 90 diarios.