metro
“Esto es por Siria”, grito atacante en metro de Londres; 3 heridos
5 diciembre, 2015
oaxaca
Festival Cultural del Istmo de Tehuantepec en Oaxaca
5 diciembre, 2015

Chimalhuacán reclama 221 hectáreas anexadas al nuevo AICM

banobras

Maqueta del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. Foto: Cuartoscuro / archivo

Por René Ramón, corresponsal

Chimalhuacán. Méx. Las autoridades municipales demandaron al gobierno estatal la entrega de 221 hectáreas, anexas al proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, para la construcción de la zona industrial, para que Chimalhuacán deje de ser un “municipio dormitorio”.

Rosalba Pineda Ramírez, actual edil de Chimalhuacán, pidió al responsable de la política interna estatal, al menos 40 mil de los empleos que generara el AICM, se destinen a los obreros, albañiles, carpinteros, ebanistas e incluso a “chalanes” que residen en esta localidad.

El proyecto aeroportuario que se edifica en terrenos del ex Lago de Texcoco que ubica en los límites del casco urbano de los municipios de San Salvador Atenco, Texcoco, Nezahalcóyotl y Chimalhuacán. Pidió la entrega de las 221 hectáreas que conforman el predio el Moño, situado entre la autopista concesionada Circuito Exterior Mexiquense y el área del NAICM.

Ella se comprometió a que durante su administración (2016-2018) destine al menos 300 millones de pesos para dar inicio a los trabajos de acondicionamiento e introducción de los servicios básicos para la zona industrial.

Pineda Ramírez, lamentó que la mayoría de sus habitantes tengan que invertir sus recursos y parte de sus ingresos para trasladarse al Distrito Federal donde trabajan. La falta de empleo, en esta localidad donde la principal fuente de ingreso es el comercio, ha provocado los índices de seguridad lo cual está ligado a la pobreza urbana, argumentó la hoy alcaldesa.

Por ello pidió al secretario general de gobierno se asigne al menos 40 mil de los empleos, que generará el nuevo aeropuerto, se destine a los nativos que tienen un oficio e incluso que los contraten “como chalanes” en las obras del NAICM y Chimalhuacán deje de ser dormitorio y haya oportunidad con la construcción del Parque Industrial.