Dilma
Dinero: Abandona a su suerte la Corte a Aristegui
4 Junio, 2015
Apple
Apple Watch saldrá a la venta en México el 26 de junio
4 Junio, 2015

Cierran campañas con clima de alta tensión electoral

Campañas INE
Campañas

Sesión ayer en el Instituto Nacional Electoral (INE). Foto María Meléndrez Parada

Las campañas políticas federal y estatales llegaron a su fin este miércoles y se abrió un periodo de veda electoral de cara a los comicios del domingo. El saldo de este proceso se mide en miles de millones de pesos: el financiamiento global de los partidos ascendió a 9 mil 312 millones de pesos, de los cuales mil 974 millones correspondieron al gasto para las campañas federal y de las 17 elecciones locales.

La danza de millones en este proceso también se expresó en los mensajes de campañas y precampañas (algunas empezaron en noviembre de 2014, como en San Luis Potosí).

Se difundió un total de 37 millones 258 mil 274 promocionales en todo el país, correspondientes a partidos, coaliciones, candidatos independientes y autoridades electorales.

Entre las cifras que arroja el balance general de las 18 campañas políticas destaca una que sólo se mide en decenas, pero que es uno de los datos más preocupantes para la autoridad electoral: 20 precandidatos, candidatos o personal asociado a las campañas fueron asesinados.

La inseguridad irrumpió en el proceso para apartar de la contienda a candidatos de diversos partidos; lo mismo fueron ejecutadosprecandidatos a presidentes municipales que –el más reciente– un aspirante a diputado federal.

Los miles de millones de pesos destinados a los partidos son consecuencia de una reforma que si bien creó el Instituto Nacional Electoral, determinó la permanencia de los organismos públicos locales, cuyo propósito no explícito, de acuerdo con varios analistas, fue mantener el doble financiamiento de los partidos, que recibieron recursos federales y partidas específicas en cada entidad.

Durante 2015 los partidos recibirán 9 mil 312 millones de pesos, de los cuales 7 mil 337 millones de pesos corresponden a financiamiento ordinario, y de estos recursos algunos partidos suelen financiar varios gastos asociados a las campañas.

El gasto total de las campañas ascendió a mil 974 millones de pesos, de los cuales mil 172 millones se destinaron a las campañas federales y 801 millones a las contiendas estatales.

En este rubro se observa gran disparidad en los topes de gastos que ejercieron los candidatos en este periodo, con independencia del número de votantes.

En Sonora, con un listado nominal de 1.9 millones de electores, el tope de gastos fue de 93.4 millones de pesos, el más elevado del país.

Esa cantidad contrasta con el tope que se fijó en Nuevo León, de 49.9 millones de pesos, donde hay 3.2 millones de votantes, que fue menor al de Querétaro, donde los candidatos pudieron gastar 53 millones de pesos pese a contar con 1.4 millones de ciudadanos.

Los abanderados a la alcaldía de Querétaro pudieron ejercer hasta 36 millones de pesos, cifra superior a la que impuso a los candidatos a gobernador de San Luis Potosí (19.7 millones), Guerrero (27 millones) y Colima (11.5 millones de pesos).