Bombardeo ruso por error mata a soldados turcos en Siria
9 febrero, 2017
En riesgo Constitución de la CDMX: Bátiz
9 febrero, 2017

Combatir impunidad en crímenes de defensores, gran desafío

Michel Forst, relator especial de ONU sobre la situación de los defensores de DH, durante un informe que ofreció en enero pasado por su visita a México. Foto Cuartoscuro

José Antonio Román

Ciudad de México. El combate a la impunidad para crímenes contra personas defensoras de derechos humanos y periodistas es uno de los grandes desafíos que tiene el país, a fin de asegurar su protección, por lo que es urgente que las autoridades de procuración y de administración de justicia garanticen que dichos delitos sean debidamente investigados y sancionados.

En una declaración conjunta, el Relator Especial de las Naciones Unidas sobre la situación de los defensores de Derechos Humanos, Michel Forst, y la Junta de Gobierno del Mecanismo de Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, manifestaron su rechazo categórico a cualquier acto de amenaza o agresión que busque limitar sus derechos fundamentales, incluyendo los derechos a la vida, la integridad, de libertad de expresión, asociación o reunión, o que pretenda menoscabar su labor, directa o indirectamente.

En el pronunciamiento, derivado de la reciente visita oficial del Relator a México, se destaca la importancia de fortalecer el Mecanismo y asegurar que cuente con los recursos financieros y humanos suficientes para este año 2017.

Incluso, hacen un llamado explícito a las autoridades que participan en la asignación y adopción del presupuesto nacional para 2018, a efecto de garantizar la asignación de fondos adecuados al Mecanismo, particularmente para el Fideicomiso del cual se financian las medidas de prevención y protección.

Hay que recordar que dicho Mecanismo es un instrumento de protección especializado y común para personas defensoras y periodistas, que se deriva de una ley que reconoce la obligación del Estado de proteger a estas personas.

Además, está conformado por las unidades de recepción de casos y reacción rápida, evaluación de riesgos y de prevención, seguimiento y análisis.