Comando dispara y prende fuego a bar en Zacatecas; 9 muertos
28 enero, 2016
EU: ‘narcos’ se refugian en la venta legal de mariguana
28 enero, 2016

Complicada, la detección del virus del zika: Ssa

zika

Fumigación en un vecindario de San Salvador como parte de las acciones para combatir al mosquito transmisor del virus del zika. Foto Reuters

Por Ángeles Cruz Martínez

La detección del virus del zika es complicada, porque en sus síntomas se parece al dengue y chikungunya, enfermedades que también se producen por la picadura del mosquito Aedes aegypti y tienen presencia en casi todos los estados de la República Mexicana. Incluso se ha observado que una persona puede tener los tres padecimientos a la vez, advierte información de la Secretaría de Salud (Ssa).

En el caso del riesgo de microcefalia –malformación que en Brasil aumentó 20 veces su prevalencia en 2015 respecto de años anteriores y de manera coincidente con la llegada del virus del zika– la dependencia federal resalta que la posibilidad de que haya daño en el feto se acrecienta en el primer trimestre del embarazo, pues en este periodo se desarrolla el cerebro.

De ahí la importancia de advertir a las mujeres embarazadas que asistan a las citas médicas de control prenatal, desde las primeras semanas de la gestación y que en las zonas donde circula el mosquito transmisor se tomen las medidas de prevención, principalmente la limpieza de patios, a fin de evitar el agua estancada ya que son criaderos del insecto.

En todo caso, señala la Ssa, las personas deben tapar los recipientes como tambos, tinacos y cubetas, limpiar los patios para que estén libres de llantas, corcholatas o latas donde se pueda acumular agua.

La Ssa subrayó que si no hay mosquitos tampoco habrá ninguna de las enfermedades mencionadas. Estas acciones de higiene sólo se pueden asegurar con la participación de la sociedad.

A las autoridades les corresponde realizar medidas de fumigación, vigilancia epidemiológica y capacitación del personal de salud –para que identifique a los individuos afectados–, entre otras actividades, para las cuales, este año están disponibles 800 millones de pesos.

El mosquito Aedes aegypti habita en toda la República, salvo Tlaxcala y el Distrito Federal, donde de acuerdo con las estadísticas oficiales no existe el dengue ni chikungunya, porque el insecto sólo sobrevive en lugares que se ubican a menos de mil 900 metros sobre el nivel del mar. El Distrito Federal tiene una elevación de más de 2 mil 200 metros.

Bajo riesgo

La dependencia federal insistió en que hasta ahora, el riesgo para México respecto del zika es muy bajo, pero como es un hecho que en los siguientes meses aumentará el número de afectados, desde ahora se fortalece la prevención.

En tanto, la alerta de viaje a México, que emitió el Centro para la Prevención y Control de Enfermedades (CDC) de Atlanta el pasado 15 de enero, se mantiene en el nivel 2. Esta recomendación del organismo implica que se aumenten las precauciones a fin de evitar la picadura del mosquito o, si es posible, que las personas retrasen su viaje al país. Lo anterior, a pesar de que la presencia del padecimiento, con 15 casos, sólo se ha confirmado en los estados de Chiapas, Nuevo León y Jalisco.

La CDC emitió otras alertas respecto a viajes a el Caribe, Centroamérica y Cabo Verde, donde ya se reportan casos de zika.

Los criterios para el diagnóstico del zika señalan que un caso probable de zika es la persona con fiebre más la presencia de erupciones cutáneas (exantema máculopapular) y conjuntivitis no purulenta. También debe haber uno o más de los siguientes síntomas: dolores muscular, de articulaciones, de cabeza o en los ojos.