En 11 estados, dos de cada tres gasolinerías sin combustible: Profeco
14 enero, 2019
Rescatan en Sonora a seis víctimas de secuestro
14 enero, 2019

Dan 47 años de prisión a feminicida de española en Tamaulipas

En Tamaulipas, un hombre acusado de matar a una ciudadana española fue sentenciado a 47 años de prisión. Foto Yazmín Ortega

Martín Sánchez Treviño, corresponsal 

Ciudad Victoria. El Tribunal de Enjuiciamiento aplicó una sentencia de 47 años de prisión, y el pago de una multa por 471 mil pesos por la reparación de daño, por el delito de feminicidio a Jorge ‘N’ por la muerte de María del Pilar Garrido Santamans, ciudadana española.

La condena incluye también la pérdida de la patria potestad y de los derechos civiles sobre su hijo.

La ibérica desapareció en Junio del 2017 y su cuerpo fue localizado un mes después en los límites de los municipios de Casas y Soto La Marina.

Por unanimidad, los jueces emitieron el fallo condenatorio en contra de quien fuera su esposo, con quien engendró un hijo, que actualmente está bajo la custodia de sus abuelos en Madrid, España, derecho que les fue concedido en septiembre del 2017 cuando se dictó prisión preventiva al sentenciado.

Jesús Eduardo Govea Orozco, abogado del sentenciado dijo que presentará en las próximas semanas un recurso de apelación en contra del fallo del Tribunal de Enjuiciamiento, porque no hubo un solo hecho atribuible a su cliente.

Indicó que no es aplicable la prueba directa, ya que los hechos no han sido probados; también señaló que la fiscalía hizo una investigación en la que se advierten vacíos porque habla de circunstancias distintas.

Expuso que únicamente esperan que el Supremo Tribunal de Justicia de Tamaulipas designe la sala de impugnación para presentar el recurso correspondiente. Apuntó que este caso es único en el que se utilizó la inferencia para probar una serie de hechos.

Jorge González padre del acusado, afirmó que su hijo es inocente de los cargos de feminicidio. Señaló que el caso inició como un plagio, luego fue secuestro y no saben en realidad qué fue lo que sucedió. No obstante, apuntó que faltó sustentar las acusaciones por parte de la fiscalía. “Desestimamos el testimonio de que hubo maltrato ya que mi hijo no tiene vicios, es un buen hombre profesionista con ética.

Apuntó que hubo omisiones, declaraciones aisladas y violentaron los testimonios. Consideró que la federación presionó al estado, y los jueces se equivocaron con su hijo.

El sentenciado estudió criminología y se desempeñaba como profesor con la impartición de esa materia, en la Universidad de Seguridad Pública y Justicia de la Secretaria Estatal de Seguridad Pública, donde se forman desde hace cinco años las nuevas generaciones de policías estatales.

JSL
JSL