matrimonios igualitarios
Rechazan dictamen de Comisión de Justicia respecto a matrimonios igualitarios
26 agosto, 2015
banorte Apoyará Fundación Banorte proyectos de educación
Banorte busca crecer en planes de infraestructura
26 agosto, 2015

Debate sobre transparencia tiene obstaculizado acuerdo sobre tráfico de armas

armas

Por Ciro Pérez Silva, enviado

Cancún, QRoo. El debate sobre los niveles de “transparencia” que deberán adoptar los países que han ratificado el Tratado sobre el Comercio de Armas (TCA), ha obstaculizado un acuerdo entre los 121 delegados que participan en la Primera Conferencia de Estados Parte del TCA.

Esta mañana, antes del arranque de los trabajos, una veintena de representantes de la sociedad civil organizada se manifestaron a las afueras de la sede de esta Conferencia, para exigir que los reportes sobre venta y compra de armas sea “totalmente transparente y accesible para todo aquel que lo quiera consultar”.

Anna Macdonald, directora del secretariado de Control Armas, con sede en Nueva York, advirtió que de no haber transparencia, los 10 años de trabajo para alcanzar un acuerdo “no servirán de anda, ese es el punto central de este acuerdo”.

Macdoland destacó que este es un Tratado internacional que se debe aplicar internamente en los países. “Nuestra principal preocupación es la transparencia. El Tratado requiere que todo país entregue un reporte anual en el que informe hasta dónde ha cumplido con el mismo. Es fundamental que el informe sea público, de otra forma nadie sabe qué está pasando, que operaciones de compra y venta de armamento se han llevado a cabo y cuáles son los países que cumplen con este Tratado y quienes buscan la forma de darle la vuelta “.

Subrayó en que, por tratarse de la primera ocasión en la que los Estados parte se reúnen, toda decisión que se tome en este momento va a crear un precedente para las próximos encuentros.

En este sentido destacó que uno de los primeros avances es que, al establecerse las reglas para las próximas reuniones, se logró que las organizaciones de la sociedad civil, medios de comunicación y legisladores puedan acceder y participar en estos encuentros ministeriales, “algo que es muy importante para una rendición de cuentas pública”.

A su vez María Pía Devoto, directora de la Asociación de Política Publica de Argentina, convino en que “el problema de nuestra región (América Latina) es la triangulación en la compra y venta de armas pequeñas. Es muy poco probable que un tanque o un avión no se registre, pero estamos hablando del desvío de armas pequeñas, que es lo que nos preocupa”.

Refirió, a manera de ejemplo, “un caso famoso en Argentina de un cónsul que fue a verificar la empresa de una persona que estaba adquirir armas y era una lavandería. A veces las cosas son tan sencillas como esa, verificar al comprador”.

Por ello se ha propuesto también la creación de un padrón de intermediarios en el negocio de la compra y venta de armas, con el propósito “de evitar, como ha sucedido, que armas vendidas por Argentina a Paraguay, terminen en manos de las pandillas en las favelas de Brasil. Aunque el primer intercambio comercial entre países fue legal, en algún momento hubo actos de corrupción que derivaron en el desvío de estas armas”.

Para la organización ATT Monitor (Monitoreo del TCA), “el tema de la transparencia sobre transferencias de armas está causando polémica, ya que varios Estados europeos buscan limitar el acceso público a esta información”.

Deep Basu Ray, el coordinador del proyecto que evaluará anualmente el cumplimiento del Tratado, señaló que “la manera en la que se interprete y aplique el tratado en sus primeros años será vital para su efectividad a largo plazo. Para que el Tratado logre su objetivo humanitario, es fundamental la aplicación plena y efectiva en esta primera etapa. Cada año vamos a utilizar una estricta metodología para rastrear el cumplimiento de los Estados en materia de transparencia”.

Insistió en que “el éxito del Tratado reside en la existencia de información completa y abierta al escrutinio público. No debe haber espacio para comerciantes irresponsables de armas”.

Las negociaciones continúan. Mientras los países de América Latina presionan fuertemente por una transparencia total, otras naciones como Francia -uno de los principales países productores junto a China, Rusia o Estados Unidos- han sugerido que los informes se hagan sólo entre gobiernos.

Argumento frente al que las Ongs proponen que no sea necesario divulgar información “sensible”. No obstante, confían en que se acerquen posiciones ya que, por tratarse de un negocio globalizado, en algún momento productores y compradores estarán obligados a informar sobre toda transacción, “desde Wikileaks, ya no hay secretos, la cosa es que haya una regla que aplique para todos”.