Asignarán a los árbitros de mayor experiencia para los juegos de Chivas
13 enero, 2015
Por helada severa, declaran emergencia en 15 municipios de SLP
13 enero, 2015

Defensa de Gordillo pedirá prisión preventiva domiciliaria

Elba Esther Gordillo, en imagen de archivo. Foto La Jornada

Elba Esther Gordillo, en imagen de archivo. Foto La Jornada

Jesús Aranda

Elba Esther Gordillo, ex lideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), se encuentra en estado de salud precario permanente. Además, está en su derecho de ser beneficiada con la prisión preventiva domiciliaria por su edad, afirmó su abogado, Marco del Toro, quien adelantó que en los próximos días solicitará formalmente esa medida.

Al ser entrevistado ayer vía telefónica, explicó que a Gordillo le fueron detectados dos aneurismas, por lo cual requiere una operación de cirugía urgente –la cual es tramitada por sus médicos. Además padece de presión alta, lo cual pone en riesgo el único riñón que le queda, al estar en riesgo de contraer una infección en la torre médica del penal de Tepepan, donde está internada desde marzo de 2013.

Explicó que de infectarse el riñón las consecuencias serían delicadas, ya que la profesora tendría que ser sometida a un proceso de diálisis.

Agregó que la demanda de prisión preventiva domiciliaria se fortalecerá con el hecho de que la maestra, quien el mes próximo cumplirá 70 años, tiene derecho –de acuerdo con la Ley General de Adultos Mayores– a enfrentar en su domicilio el proceso penal por los delitos de delincuencia organizada y uso de recursos de procedencia ilícita.

El litigante afirmó que, por su estado de salud y edad, mantener a la ex lideresa magisterial en las instalaciones carcelarias es un acto irracional, máxime cuando esa detención debe aplicarse a las personas que son un riesgo para la sociedad o porque exista el riesgo de que pretenda huir de la acción de la justicia, lo cual no es el caso.

Del Toro aseveró que en su momento la defensa de la profesora presentará las pruebas médicas sobre su estado actual de salud, para demostrar a la autoridad que se reúnen las condiciones exigidas por la ley para que sea trasladada a su domicilio. Aclaró que ello no significa que Gordillo quedará libre. Simplemente, la privación de libertad sería llevada a cabo en su domicilio.

El largo proceso judicial en contra de Gordillo se inició el 26 de febrero de 2013 en el aeropuerto de Toluca, estado de México, cuando fue detenida acusada por el presunto desvío de recursos de los trabajadores del SNTE a sus cuentas personales.

En su momento, la PGR dio a conocer que la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público presentó una denuncia formal contra la profesora, toda vez que de 2008 a 2012 fueron desviados fondos de trabajadores del SNTE por 2 mil millones 600 mil pesos.

En mayo pasado el juez sexto de distrito en materia de procesos penales federales consideró que hay elementos suficientes para enjuiciar a Gordillo y le dictó auto de formal prisión por los delitos de delincuencia organizada y uso de recursos de procedencia ilícita; sin embargo, su defensa interpuso un recurso de amparo contra la decisión, el cual está pendiente.