chapo
El Chapo Guzmán, herido al escapar de operativo en Sinaloa
17 octubre, 2015
grupo senda
Liberan a seis normalistas detenidos por tomar un autobús
17 octubre, 2015

Defiende ministro el uso lúdico de la mariguana

mariguana

Integrantes del colectivo Mariguana Liberación, Frente de Artistas se reunieron en la Plaza de la Ciudadela, escucharon música y fumaronFoto Jesús Villaseca

Gustavo Castillo y Jesús Aranda

El ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) Arturo Zaldívar Lelo de Larrea presentó a la primera sala un proyecto de sentencia que considera que prohibir el consumo personal de mariguana con fines lúdicos y recreativos es contrario al libre desarrollo de la personalidad. Dicha propuesta no constituye una autorización para la comercialización de mariguana, ni para el consumo de otros estupefacientes y ­sicotrópicos.

El proyecto sí alude que daría visto bueno a la petición de una persona moral para que pueda efectuar actividades correlativas al autoconsumo (sembrar, cultivar, cosechar, preparar, poseer, transportar y en general todo lo relacionado con el consumo lúdico y personal de cannabis).

La SCJN explicó que el proyecto se originó debido a que diversas personas solicitaron a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) autorización para consumir mariguana de forma regular y personal, con fines lúdicos o recreativos. Ello en el entendido de que la petición excluíalos actos de comercio.

La solicitud les fue negada, por lo que promovieron amparo indirecto, en el cual señalaron que el libre desarrollo de la personalidad da cobertura a la decisión de consumir mariguana para fines lúdicos.

El amparo también les fue negado, por lo que fue recurrido, y se analiza en la primera sala.

La ponencia de Saldívar considera que efectivamente el derecho fundamental en cuestión permite que las personas mayores de edad decidan sin interferencia alguna qué actividades recreativas o lúdicas desean realizar, al tiempo que permite llevar a cabo todas las acciones o actividades necesarias para materializar esa elección. Lo que no significa que tal derecho no pueda ser limitado con la finalidad de perseguir objetivos protegidos por la Constitución Mexicana, como la salud y el orden público.