Colombia pide a Interpol capturar a ‘Gabino’, máximo líder del ELN
20 noviembre, 2018
Trasladan al ex gobernador Eugenio Hernández al penal del Altiplano
20 noviembre, 2018

Diputados aprueban en Comisión retiro de fuero a funcionarios públicos

Sesión Ordinaria de la Cámara de Diputados el 15 de noviembre de 2018. Foto Marco Peláez

Roberto Garduño y Enrique Méndez 

Ciudad de México. La Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados aprobó esta noche el dictamen de reforma para retirar de la Constitución el fuero que protege a los funcionarios públicos y permitirá juzgar al presidente, los gobernadores, funcionarios públicos y legisladores por cualquier delito, sin necesidad de autorización del Congreso de la Unión o los congresos estatales.

El fuero permite hasta ahora que ningún funcionario público federal pueda ser juzgado si la Cámara de Diputados no inicia un juicio de procedencia para el retiro de esa protección y la comisión determinó que ésta se ha constituido en un mecanismo que favorece la impunidad.

Sin embargo, se determinó constituir la figura de inmunidad, esto es que los funcionarios sólo podrán ser destituidos cuando exista una sentencia judicial firme, como mecanismo para evitar la persecución política y evitar el riesgo de inestabilidad en la función pública.

De esta manera, la reforma –que entrará de primera lectura mañana al pleno- prevé que el Presidente, los gobernadores, funcionarios y legisladores podrán ser sujetos a proceso penal, sin que se solicite la denominada declaración de procedencia de desafuero.

La inmunidad permitirá que “el procesado se mantenga en libertad, hasta que se dicte sentencia condenatoria, en cuyo caso se perdería la propia inmunidad y el cargo”.

En una negociación entre Morena y PRI, el proyecto de dictamen consideraba que, en el caso del Presidente, se debía considerar un proceso diferente, “porque su remoción por la vía judicial podría ser un golpe de Estado”.

Así, la diputada Dulce María Sauri (PRI) propuso que para el retiro de la inmunidad y el cese de funciones del Presidente “se requiere la aprobación, primero, de la mayoría absoluta de los presentes de la Cámara de Diputados y, después, de dos tercios de los presentes en el Senado”, salvo en delitos en materia de delincuencia organizada, homicidio doloso, violación, secuestro, trata de personas o delitos graves.

El panista Elías Lixa consideró que dejar esa redacción constituiría un “mensaje de privilegio al Presidente. ¿O no se va a cumplir lo que ofreció en campaña? ¿Las escaleras ya no se barren de arriba para abajo? ¿El país y los gobernantes no van a cambiar con el ejemplo? Me canso ganso”.

Pablo Gómez (Morena) respondió que, en ese caso, también se suprimiera la propuesta para que, en el caso de los gobernadores, el retiro de la inmunidad pasara por la Cámara de Senadores.

“Muerte súbita. Sentencia y te vas a tu casa”, dijo.

Su compañero de bancada, Horacio Duarte, afirmó que en Morena no se le tiene miedo a que Andrés Manuel López Obrador no goce de ninguna protección constitucional.

“México no es Brasil. Hay un mandato popular, una sociedad que respalda a su presidente. 30 millones de votos que, aún en cualquier intento absurdo, el pueblo estará del lado correcto de la historia, como en 2005 ante el desafuero. El pueblo estará pendiente de cualquier intentona. No volverán. El lugar al que fueron condenados el 1º de julio no les da”.

JSL
JSL