Así cayó 'El Chapo'
En EU confían en la pronta extradición de ‘El Chapo’
10 enero, 2016
México, tercer país del mundo exportador de dinero ilícito
10 enero, 2016

Durante dos horas, Guzmán Loera se escabulló por el drenaje

Durante el operativo del pasado viernes en Los Mochis elementos de la Marina revisaron el drenaje por donde al parecer escapó 'El Chapo'. Foto Ap

 Durante el operativo del pasado viernes en Los Mochis elementos de la Marina revisaron el drenaje por donde al parecer escapó 'El Chapo'. Foto Ap


Durante el operativo del pasado viernes en Los Mochis elementos de la Marina revisaron el drenaje por donde al parecer escapó ‘El Chapo’. Foto Ap

Por Gustavo Castillo García

Dos horas anduvo el líder del cártel de Sinaloa, Joaquín El Chapo Guzmán Loera, entre los drenajes huyendo de los elementos de la Secretaría de Marina, luego de que el sistema de inteligencia naval lo ubicó en una vivienda del barrio Scally, en el municipio de Los Mochis.

Guzmán Loera, junto con Iván Gastélum, El Cholo, uno de sus hombres de confianza, salieron por una coladera, tomaron un auto viejo de color rojo con los vidrios polarizados y avanzaron unos 10 kilómetros. Iban a exceso de velocidad sobre la carretera Los Mochis-Navojoa, y ello llamó la atención de dos unidades de la Policía Federal que realizaban patrullajes en busca de posibles sospechosos que habrían huido de un enfrentamiento con efectivos de la Secretaría de Marina.

Los cuatro uniformados descendieron de sus unidades y, al detectar que los ocupantes del coche viajaban armados, los obligaron a descender y entregar el armamento.

Cuando reconocieron a Guzmán Loera, uno de los cuatro policías informó al alto mando –en la ciudad de México– de quién se trataba y solicitó apoyo a la Marina y al Ejército.

El capo los amenazó, les dijo que iban como 35 hombres armados a rescatarlo. Los agentes tomaron la decisión de trasladarlo al hotel más cercano, narraron mandos navales y de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS).

En el trayecto, Guzmán Loera trató de convencer a los oficiales que lo habían detenido de que lo dejarán en libertad, y para ello les ofreció dinero. Ninguno de los agentes accedió.

Las fuentes consultadas señalaron que la captura fue notificada de manera inmediata al comisionado nacional de seguridad, Renato Sales Heredia, y al comisionado general de la Policía Federal, Enrique Galindo Ceballos.

A su vez, transmitieron la noticia a los más altos mandos políticos, el presidente Enrique Peña Nieto y el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

El operativo para la detención del líder del cártel de Sinaloa comenzó al filo de las 7:30 (hora local, una menos que en el Distrito Federal), según fuentes de la PF.

Los marinos fueron recibidos a tiros por los escoltas de Guzmán Loera en un domicilio del barrio Scally y, según las fuentes consultadas, el intercambio de disparos duró más de hora y media, tiempo en el cual El Chapo y El Cholo, su hombre de confianza y operador en el norte de Sinaloa, huían por el drenaje. El saldo del enfrentamiento fue de cinco sicarios muertos y seis detenidos, así como un marino lesionado.

Guzmán Loera y Gastélum caminaron más de dos kilómetros por el desagüe municipal. Llegaron hasta una alcantarilla que se localiza en el cruce de los bulevares Jiquilpan y Antonio Rosales y allí robaron un coche marca Ford de color rojo, con los vidrios polarizados.

Tomaron por Jiquilpan y luego por la avenida Dren Juárez, hasta entroncar con la carretera Los Mochis-Navojoa.

El informe señala: “policías federales marcan el alto a un vehículo que transitaba a toda velocidad sobre la carretera de Los Mochis. Al bajar a los dos ocupantes del auto se percatan que venían armados, y uno de ellos empezó a tratar de intimidar a los agentes.

“Los elementos identifican a uno de los detenidos, era El Chapo Guzmán, quien venía huyendo del operativo de la Marina.

Empiezan a reportar por su frecuencia de radio que un convoy de camionetas con hombres armados se dirige al punto, por lo que deciden llevárselo a un hotel para esperar el arribo de apoyo.

Los agentes metieron a los detenidos en una habitación del hotel Doux para no llamar la atención y esperaron refuerzos. Marinos y militares llegaron 20 minutos después.

De inmediato se montó el operativo para el traslado de El Chapo y El Choloal aeropuerto local, que está a 40 minutos del hotel Doux, y de allí lo trasladaron a la capital del país.

A las 12:19 el presidente Enrique Peña Nieto difundió la noticia por su cuenta de Twitter.

Guzmán Loera e Iván Gastélum arribaron al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México al filo de las 4 de la tarde, y fue hasta las 22 horas que el gobierno mexicano, en una breve conferencia de prensa, a través del secretario de Gobernación y la procuradora general de la República, dio a conocer detalles del operativo.

Antes de ser trasladado a El Altiplano, Guzmán Loera fue interrogado por personal de la Seido sobre su fuga y la manera en que recibió apoyo logístico y económico.

Las fuentes consultadas refirieron que El Chapo permaneció en silencio durante largos lapsos del interrogatorio que se realizó por más de tres horas en el hangar de la PGR.

El abogado Juan Pablo Badillo Soto le tramitó un amparo en el que solicita la protección de la justicia federal para que su cliente no sea objeto de confinamiento fuera de todo procedimiento judicial, sometiéndolo a violenta degradación e inhumano maltratamiento, señala un acuerdo del juzgado noveno de distrito en materia de amparo con sede en la ciudad de México.

Después El Chapo fue trasladado a un helicóptero de la Armada que lo trasladó al Centro Federal de Readaptación Social número 1, El Altiplano.

El Cholo también fue enviado al mismo penal, en tanto que las otras seis personas que fueron detenidas tras el enfrentamiento con los marinos continúan rindiendo declaración ministerial en las instalaciones de la Subprocuraduria Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada.