violencia desaparición propuesta de reparación enfrentamientos Cuajinicuilapa , pensiones ,
Sin referirse a la filtración, consejeros arropan a Córdova
25 mayo, 2015
violencia desaparición propuesta de reparación enfrentamientos Cuajinicuilapa , pensiones ,
Lejos de la unidad de 2012, la izquierda llega a los comicios confrontada y dividida
25 mayo, 2015

El equipo personal de Córdova gana 25 millones de pesos al año

violencia desaparición propuesta de reparación enfrentamientos Cuajinicuilapa , pensiones ,

Claudia Herrera Beltrán

El consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, tiene un equipo cercano de colaboradores integrado por 39 personas entre coordinadores, asesores, especialistas y personal administrativo, cuyas remuneraciones representan más de 25 millones de pesos al año. El mejor pagado es su coordinador de asesores, Luis Emilio Giménez Cacho, con percepciones brutas de 197 mil 454 pesos mensuales.
Dicho funcionario recibe 137 mil 650 pesos mensuales netos, 37 mil más que un vocal ejecutivo de juntas locales como Tamaulipas, Michoacán o Coahuila, esto es, los responsables de organizar las elecciones en los estados más violentos del país o de alta conflictividad.
En conjunto, las oficinas de los 11 consejeros gastan en este rubro 150 millones de pesos, considerando los 269 mil 252 recibidos por cada uno de ellos.
Para el ex consejero electoral Jesús Cantú, ‘‘si se han inflado los sueldos en el INE, hay que revisarlo”. Recordó que cuando era consejero electoral (1996-2003), ‘‘los asesores que ganaban más obtenían la mitad de lo que ganaba un vocal ejecutivo. Y ese debe ser un punto de referencia por la responsabilidad que tiene el vocal ejecutivo, lo mismo que los distritales, quienes ganaban siempre más que cualquiera de los asesores’’.
Hay otros colaboradores de Córdova que perciben más de 100 mil pesos netos mensuales. Su secretario particular, 115 mil 11, y su coordinador de logística, 111 mil 30 pesos. Sus 11 asesores obtienen entre 90 mil y 28 mil pesos mensuales cada uno, según la información contenida en el directorio de la página de Internet.
Además, cuenta con cinco titulares de secretarías de diversas áreas, un coordinador de la presidencia, dos especialistas en transparencia, tres jefes de proyectos, cuatro asistentes y seis choferes, dos para el consejero presidente.
Su oficina no es la única con estos niveles salariales. En la de Adriana Favela hay un asesor que percibe 115 mil pesos netos al mes, mientras en la de Marco Antonio Baños hay otro que obtiene 87 mil 663 pesos netos.
Cantú, entrevistado antes de conocerse las grabaciones filtradas, explica que en el otrora Instituto Federal Electoral lo máximo que ganaba un asesor eran 50 mil pesos. ‘‘Sí ha habido aumento inflacionario, pero no para que haya asesores que ganen 137 mil pesos, me parece exagerado. Estaríamos hablando de sueldos que son superiores a los que tiene un funcionario de la administración pública federal, para poner un ejemplo, que eventualmente tiene responsabilidades directas’’.
Respecto de la amplia nómina de asesores del instituto, el senador Javier Corral (PAN), comenta: ‘‘Aquí hay una burocracia muy amplia, un exceso de gasto en esta materia. Y no necesariamente se ve a esos asesores físicamente y dijera uno, qué labor realizan’’.
–¿De qué sirven tantos asesores? –se le pregunta.
–En este consejo general, de poco. Por lo menos, los asesores no se reflejan ni en los discursos de los consejeros. Antes usted veía otros discursos; hasta para eso eran buenos los asesores.

¿Difusión o no?
El 27 de abril pasado se aprobaron los lineamientos para difundir el directorio de los servidores públicos, que informa los sueldos, aunque ya desde hace tiempo se difundían.
Sin embargo, no se pueden conocer los montos percibidos por todos los colaboradores de los consejeros. En la página de la consejera Adriana Favela, quien encabeza el órgano garante de la transparencia, las percepciones de varios de sus asesores desaparecieron, cuando hace unas semanas todavía podían encontrarse.
En esa situación se encuentran los asesores mejor pagados y otro que ganaba 85 mil pesos y ahora aparece con 44 mil netos. Tampoco se encuentran los sueldos de las siete contrataciones más recientes de los consejeros José Roberto Ruiz Saldaña, Benito Nacif, Pamela San Martín, Ciro Murayama y Enrique Andrade.

‘‘Hay que cacarear logros del directorio’’: consejero presidente
A finales de abril, la difusión en la web del INE de los montos salariales en cumplimiento de la ley de transparencia generó preocupación y quejas de los directivos. En reunión privada de la junta ejecutiva, realizada el 27 de abril, Córdova destacó el compromiso de contar con un directorio que cumpla las obligaciones y propuso ‘‘cacarear que incorpora información que no tienen gobiernos federal local y autónomos’’.
Pero el director ejecutivo de organización electoral, Miguel Ángel Solís, expresó diferencias con esta postura. ‘‘Debemos tener la satisfacción de tener el directorio, pero no cacarearlo, si además de contener datos que en nuestro país implican riesgos, vamos a decirles aquí los tenemos, vengan a consultarlos’’.
Solís, quien se vincula con los órganos desconcentrados y la estructura de organización electoral, expresó: ‘‘Me parece que tenemos que quedarnos con la satisfacción del directorio claro, transparente, en la página pública, y no le demos publicidad’’.
Recomendó: ‘‘Habría que estar más ligados con las juntas (locales) y ver cómo las extorsiones en estados como Tamaulipas es práctica diaria; te cobran por tu sueldo, te cobran por tu piso, y es una preocupación real’’, expresó.
Planteó que ‘‘quizá la institución debería pensar cómo hacer control de riesgos; sí estamos dando un riesgo a nuestra gente, la convicción la tenemos todos; es algo más allá de la convicción… ¿qué le va a dar la institución?, ¿apoyo jurídico cuando tenga un problema de extorsión?’’
Los lineamientos para la operación y el mantenimiento del directorio fueron aprobados por unanimidad después del debate. El consejero presidente, Lorenzo Córdova, señaló en torno a las inquietudes: ‘‘No hay una instrucción institucional de cacarearlo, pero quien lo quiera cacarear, adelante’’.

JSL
JSL