Dilma
Dinero: Chapultepec: redes sociales muestran músculo
8 diciembre, 2015
violencia desaparición propuesta de reparación enfrentamientos Cuajinicuilapa , pensiones ,
El priísta Omar Fayad minimiza el informe y pone en duda los conocimientos del GIEI
8 diciembre, 2015

El GIEI derrumba por completo la verdad histórica del caso Ayotzinapa

ayotzinapa

Imagen con los rostros de los normalistas desaparecidos. Foto: Víctor Camacho

José Antonio Román

Con nuevas evidencias que terminan por echar abajo la “verdad histórica” sobre el caso Iguala, el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) aseguró que no hubo incendio alguno en el basurero de Cocula, Guerrero, donde según el gobierno federal fueron incinerados los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa.
Basado en pruebas y estudios meteorológicos, así como en imágenes satelitales de la región durante la noche y madrugada del 26 y 27 de septiembre de 2014, se reveló incluso que en varias horas de esos días hubo una lluvia acumulada de 21.8 milímetros en Iguala, y condiciones similares en Cocula.
Al presentar los avances de la segunda parte de su mandato de seis meses, el informe del GIEI señaló también que fue en la última revisión del expediente cuando se percataron de que 11 de los 27 militares del 27 batallón con los cuales han solicitado de manera reiterada e infructuosa poder entrevistarse, ya se presentaron a dar su declaración o a ampliar la misma ante la Procuraduría General de la República (PGR). Pero que no fueron notificados de esta diligencia.
“El grupo ya analizó sus palabras; sin embargo, debido a la forma en que se toman las declaraciones, no se sabe qué preguntó el Ministerio Público en tales entrevistas. Sus declaraciones dejan igualmente muchos aspectos claves pendientes de profundizar, pues no se responde ni se evalúan”, señala el informe presentado en conferencia por los expertos Ángela Buitrago, Carlos Beristain y Alejandro Valencia.
Por ello, los expertos insistieron en la necesidad de “re-entrevistar” a todos los militares cuyos nombres se propusieron como testigos claves de diferentes hechos.
Dijeron que el GIEI ya tiene preparado un cuestionario que quiere formular a los 27 militares de su petición inicial.
No obstante, advirtieron que si no están presentes en dichas entrevistas no podrá evaluar la calidad de la información aportada, ni repreguntar sobre la misma, ni profundizar conforme a los estándares internacionales en la investigación de hechos tan graves.
El GIEI destacó que en dichas declaraciones –rendidas el 26 de agosto y el 11 de septiembre reciente– sólo se incorporó una copia Power Point de las fotografías que hace meses el grupo alertó que estaban en poder del 27 batallón, pero que aún no se ha proporcionado un video tomado en la zona de Palacio de Justicia, donde fue detenido y desaparecido el grupo de normalistas.
Ya en la conferencia de prensa, Carlos Beristáin destacó que esa entrevista con los militares es esencial para el esclarecimiento de los hechos, pues se ha documentado que estos elementos de las fuerzas armadas estuvieron presentes en cuatro de los sitios donde se dieron los hechos: antes y después de la llegada de los normalistas; en los lugares donde se dio la agresión contra ellos, la clínica donde trataron de refugiarse los jóvenes tras la agresión, y en el sitio donde apareció muerto el normalista Julio César Mondragón.
En la conferencia, realizada en la sede de la Comisión de Derechos Humanos del DF (CDHDF), Ángela Buitrago se refirió al plazo de seis meses previsto para este segundo mandato y si este será suficiente. “Ya hemos tomado la decisión de que debe ser necesariamente suficiente, y hemos apuntado todo para que esta segunda etapa inclusive se trabaje con mayor fuerza que en la primera para tratar de dar con el paradero de los muchachos. Esa es nuestra decisión y pretensión”, dijo.
Aunque reconoció que en un delito de desaparición forzada se necesita mucho tiempo más para poder terminar, la decisión del GIEI es tratar de dar los mayores elementos posibles como coadyuvantes de la PGR, “para que se logre el objetivo final de saber dónde están”.
Dividido en tres temas, el informe aborda la constitución del nuevo equipo de la PGR encargado de la investigación, las líneas de pesquisas y búsqueda, y la atención y relación con los familiares de las víctimas.
En el primero, el GIEI informó que “trabaja de lleno” en las propuestas proporcionadas a la PGR sobre los nuevos escenarios de búsqueda y diligencias, y donde “se ejecuta un plan que ya está arrojando nueva información relevante para el caso”.
Incluso, sin dar nombres de regiones o estados, citaron que la PGR “ha hecho desplazamientos a otros lugares donde busca información y realiza acciones de búsqueda de los normalistas”, además de que se ha pedido revisar todas las actuaciones sobre el llamado quinto autobús tomado por los normalistas y que podría tener relaciones con el móvil de los hechos.
Del nuevo peritaje que pretende encargar la PGR sobre el basurero, se dijo que ellos lo consideran innecesario.
Sobre la atención y relación con los familiares, el GIEI señaló la necesidad de que se agilicen los trámites para la prueba del ADN al cuerpo de Julio César Mondragón, por el retraso de trámites judiciales.
La viuda y hermanos de Julio César Mondragón exigieron la agilización de los trámites, pues de lo contrario el cuerpo podría permanecer en cámaras de refrigeración hasta enero próximo.

JSL
JSL