capital
Pluralidad, representación y partidocracia en SLP
23 agosto, 2015
Solalinde
Nestora Salgado es inocente; se tuerce la ley para castigar a disidentes: Solalinde
23 agosto, 2015

El PRI y Verde se quedan a una curul de la mayoría simple en San Lázaro

presupuesto

Claudia Herrera Beltrán

Sin muchas sorpresas concluyó el cómputo total de la pasada elección federal. El PRI obtiene 203 diputaciones para la siguiente legislatura y su aliado, el Partido Verde, 47, con lo que ambos suman 250, es decir, se quedan a una curul de alcanzar la anhelada mayoría simple en San Lázaro.

El tricolor ya no podría obtener el diputado faltante en la elección extraordinaria pendiente de realizar en el distrito 1 de Aguascalientes, donde se anuló un triunfo por las acciones de proselitismo de su gobernador Carlos Lozano, indica el proyecto de asignación de plurinominales que hoy discutirá el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE).

Si este partido gana en Aguascalientes tendrá que cederle la plurinominal ocupada por Sara Latife Ruiz Chavez al ex líder del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, Rafael Ochoa, de Movimiento Ciudadano. Esto para evitar que exceda el límite de 8 por ciento de sobrerrepresentación en la Cámara de Diputados, el cual es de 203 legisladores.

Si el PRI pierde la diputación en Aguascalientes, Latife Ruiz Chávez permanecerá como diputada y Ochoa ya no tendrá lugar.

Después de resolverse 500 juicios de inconformidad y 247 recursos de reconsideración en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), se dan leves movimientos en relación con los cómputos de julio. Al PRI se le asigna una curul plurinominal más, lo mismo que a Nueva Alianza. En tanto, el PRD pierde una, lo mismo que Movimiento Ciudadano.

Las curules plurinominales se asignaron con base en la votación nacional emitida, o sea, 35 millones 695 mil 416 sufragios.

Rechazo a cachirules

El INE también rechaza la propuesta del representante del PRD, Pablo Gómez, de sumar a la bancada del PRI a siete militantes de ese partido que compitieron con las siglas del Verde valiéndose del convenio de coalición entre ambos institutos políticos. El perredista demandó que se frenara un fraude a la ley con los diputados cachirules, conocidos también como sandía, y se quitaran seis diputaciones al tricolor.

Dos salas regionales del TEPJF emitieron sentencias contradictorias al respecto. El instituto anunció que aplicó la de la sala Xalapa, que deja a los partidos políticos coaligados la decisión de definir por cuál partido contienden sus candidatos, sin importar su filiación.

La sala regional Monterrey determinó lo contrario en la integración del Congreso de Coahuila. Señaló que los partidos coaligados no tienen la facultad de convenir a qué partido va a representar un diputado en el Congreso y con ello evadir los límites constitucionalmente previstos para garantizar la pluralidad y proporcionalidad en la integración de la legislatura.

Sin embargo, el INE determinó que ese criterio no podría trasladarse al ámbito federal, debido a que el proceso se encuentra en la etapa de resultados y no en una previa. Se espera que esto motive un debate, sobre todo del PRD, Morena y el PAN, promotores de que el PRI no esté sobrerrepresentado en el ámbito legislativo.

Inviable, paridad de género en pluris

En respuesta a las exigencias de utilizar las diputaciones plurinominales para que haya total paridad de género en la integración de la Cámara de Diputados, el INE responde que no es viable modificar el orden de prelación” de las listas plurinominales.

Argumentó que la votación válida emitida por la ciudadanía en favor de los partidos políticos, en la elección de diputados por el principio de representación proporcional, constituye la voluntad popular de sufragar por las listas de candidatos de cada partido político, tal como fueron registradas y constaron en las boletas electorales.

Añadió que no es viable hacer modicaciones de este tipo, porque no hay una justificación objetiva y proporcional. Mencionó que en los Congresos locales es posible, porque tienen pocos diputados: oscilan entre 17 diputados en Quintana Roo y 70 en el estado de México, mientras en el ámbito federal son 500.

Consideró que tampoco en razonable aplicar criterios ya establecidos en el caso de Coahuila, pues un ajuste afectaría a un número mayor de personas.