Tendrá el Metro horario especial por Año Nuevo
Tendrá el Metro horario especial por Año Nuevo
30 diciembre, 2015
Recibirán EU y Europa el 2016 entre fuerte seguridad
30 diciembre, 2015

En 2015, cerraron 5 mil 500 establos ante competencia desleal

En 2015, cerraron 5 mil 500 establos ante competencia desleal

Por Matilde Pérez U.

Por el alto volumen de importación de leche en polvo, sueros y otros derivados de la leche, este año dejaron la actividad 5 mil 500 establos, y los pequeños y medianos productores que subsisten enfrentan una caída en el precio y la constante incertidumbre de la compra de su producción por las grandes empresas y Liconsa, dijo Álvaro González Muñoz, presidente del Frente Nacional de Productores y Consumidores de Leche.

El dirigente responsabilizó a la Secretaría de Economía de la caída gradual del precio – en 44 centavos-, debido a las importaciones que por ejemplo en queso superaron las 100 mil toneladas, equivalentes a mil millones de litros anuales.

Refirió que los productores hicieron un constante llamado a la Secretaría de Economía para que se redujeran las compras de leche, sueros y otros productos derivados del lácteo, y se impusiera una norma para determinar la calidad de los productos importados que se comercializan en el mercado nacional para evitar una competencia desleal que afecta a los productores.

Las investigadoras de la UNAM Alejandra Bautista Hernández, Irma Cecilia Díaz Rojas y Mirian Lastiri Rito asentaron que Grupo Lala, Alpura, Danone México y Nestlé México dominan el mercado. Alpura, expusieron, procesa 2.5 millones de litros al día, cuenta con 30 depósitos de almacenamiento y una red de distribución propia; Grupo Lala se abastece recolectando el alimentos en diversos establos de la región Lagunera. Las cuatro grandes empresas adquieren la producción a precios castigados.

González Muñoz destacó que en 2016, la lucha de los productores será por lograr se aplique un impuesto especial a los productos que no sean leche fresca y fluida, ni quesos originales. “Demandaremos que ya no se permita el secado de leche porque resulta contradictorio que en el país sigan requiriéndose 15 millones de litros diarios de leche para cubrir la demanda nacional y sigan desapareciendo los productores debido a las importaciones de leche en polvo, la cual se rehidrata y vende como leche fluida.