reforma energética
México SA: Petróleo y presupuesto
29 octubre, 2014
En Cocula, pulcra búsqueda de cuerpos en un tiradero de basura
29 octubre, 2014

En dos laboratorios de PGR se analizan restos de Cocula

Gustavo Castillo García

Trabajos periciales en el tiradero de basura ubicado cerca de Cocula, donde se presume que están los cuerpos de los normalistas ■ Fotos Jesús Villaseca

El gobierno federal analiza los restos óseos que fueron localizados en un tiradero de basura del municipio de Cocula, Guerrero, ubicado al fondo de la ladera de un cerro. Los peritajes que realizan especialistas argentinos y de la Procuraduría General de la República (PGR) se llevan a cabo en al menos dos laboratorios de la institución federal, informaron colaboradores del procurador Jesús Murillo Karam.

Versiones encontradas
Inicialmente, las fuentes consultadas mencionaron que los restos localizados durante la mañana y tarde del lunes pasado fueron trasladados al Servicio Médico Forense del municipio de Iguala. Sin embargo, explicaron que las muestras recolectadas están siendo analizadas en instalaciones de la Procuraduría General de la República.
Se realiza la búsqueda de restos que pudieran confirmar o desmentir las versiones que dos presuntos integrantes de grupo criminal Guerreros Unidos dieron a la PGR, sobre que en ese tiradero supuestamente desaparecieron algunos de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos, de Ayotzinapa, los cuales fueron privados de su libertad los días 26 y 27 de septiembre pasado.
En el lugar, al cual se llega por un camino de terracería –que sólo tiene espacio para que transite una camión de carga–, siguen trabajando peritos forenses en diversas especialidades.
De acuerdo con información obtenida de la PGR, el sitio está alejado de todas las zonas habitadas y solamente llegan vehículos a tirar los desechos del área urbana y no existía vigilancia, de tal manera que la búsqueda de restos se ha dificultado, porque en los pasados 30 días, tiempo que llevan desaparecidos los 43 estudiantes, se siguió tirando basura allí.
El acceso al tiradero municipal está bloqueado por autoridades federales y este martes solamente se permitió que un grupo de camarógrafos y fotógrafos hicieran tomas del lugar, aunque no se permitió que llegaran hasta el punto preciso donde se levantaron los restos humanos.
Algunos de los especialistas forenses tuvieron que acceder a la zona ‘‘a rapel’’, debido a lo escarpado del terreno, que tiene descensos que van de los 10 a los 50 metros.