‘El Chapo’ está aislado; será cambiado de celda con frecuencia
10 enero, 2016
Durante dos horas, Guzmán Loera se escabulló por el drenaje
10 enero, 2016

En EU confían en la pronta extradición de ‘El Chapo’

Así cayó 'El Chapo'

Por David Brooks, corresponsal

Nueva York.

Al parecer, por la atención que ha generado en tiempos recientes, El Chapo es el mexicano más famoso del mundo.

La imagen de Joaquín Guzmán Loera y los reportajes sobre su reaprehensión ocuparon las primeras planas de los principales periódicos de Estados Unidos. Una foto enorme del recién capturado en camiseta ocupa la parte central superior de la versión impresa de The New York Times, y otras imágenes parecidas están a lado de reportajes parecidos en The Washington Post, Los Angeles Times y decenas más.

El pasado viernes, cuando fue capturado, se volvió una de las notas principales de los noticiarios nacionales en televisión y radio, y ni hablar de los portales cibernéticos y las redes sociales.

Las autoridades estadunidenses se han limitado por el momento a felicitar a sus contrapartes mexicanas y congratularse de esta victoria para los ciudadanos de México y Estados Unidos, como lo señaló el viernes la procuradora general de Justicia, Loretta Lynch.

Al parecer, oficiales estadunidenses han perdonado, por lo menos en público, al gobierno mexicano después de la segunda fuga de El Chapo. Vale recordar que hace seis meses apenas se lograba ocultar la ira de varias agencias estadunidenses ante la noticia de la fuga, y que creció la frustración ante reportes de que las autoridades mexicanas inicialmente repudiaron el ofrecimiento de asistencia para recapturar al prófugo.

La extradición

Una de las primeras preguntas de los reporteros era sobre su extradición a Estados Unidos, recordando que pocas semanas antes de su segundo gran escape el gobierno estadunidense había presentado otra solicitud más, agregada a otras anteriores, para que enfrentara cargos formulados contra él en siete distritos judiciales de varias entidades estadunidenses, incluyendo Nueva York y Chicago.

Sin embargo, los funcionarios estadunidenses no han respondido de manera oficial a esta interrogante, aunque algunos, hablando bajo condición de anonimato con medios estadunidenses, consideran que no sólo siguen vigentes por lo menos dos solicitudes de extradición, sino que se están promoviendo activamente desde la recaptura del capo.

El gobierno mexicano filtró a varios medios estadunidenses, incluyendo los principales rotativos y las agencias de información, indicaciones de que está dispuesto a extraditar al capo. The New York Times reporta hoy que, según fuentes oficiales que pidieron el anonimato, el gobierno mexicano estácontemplando activamente la extradición de Guzmán Loera a Estados Unidos. La tarde del sábado, una fuente de la Procuraduría General de la República (PGR) informó a NBC News que el gobierno mexicano cumplirá con la solicitud estadunidense de extradición.

Esto ha sido reportado aquí como giro dramático en la posición mexicana, ya que explícitamente descartaba esa posibilidad poco antes de la segunda fuga de Guzmán Loera. Algunos expertos han señalado que las relaciones bilaterales sobre estos asuntos han mejorado recientemente, y que eso podría favorecer la extradición de quien fue considerado por algunos oficiales como el enemigo público número uno en Estados Unidos.

Cuando Guzmán Loera fue capturado la segunda vez, en febrero de 2014, fueron los medios estadunidenses los que primero publicaron la noticia, incluyendo versiones de la colaboración clave de oficiales estadunidenses en el hecho. Investigaciones periodísticas subsecuentes descubrieron que agencias estadunidenses, incluyendo la antinarcóticos DEA y del servicio federal de alguaciles (US Marshals Service), habían colaborado ampliamente en los operativos para detener al entonces criminal más buscado por ambos países. La noticia más explosiva fue que agentes estadunidenses de la DEA y del Servicio de Alguaciles, vestidos de marinos mexicanos, fueron los que encabezaron el operativo y capturaron al mexicano, en la exclusiva reportada por Jesús Esquivel en la revista Proceso (http://www.proceso.com.mx/?p=410928).

Esta vez, los funcionarios estadunidenses aún no han comentado sobre la participación estadunidense en esta tercera captura, más allá de elogiar la continua cooperación en asuntos de seguridad pública entre ambos países. Por ejemplo, la DEA se limitó a elogiar la aprehensión de logro significativo en lalucha compartida contra el crimen trasnacional, y que la agencia y los mexicanos tienen una fuerte relación para colaborar y que seguirá apoyando a México en sus esfuerzos para mejorar la seguridad de sus ciudadanos, además de continuar trabajando juntos para enfrentar las amenazas del crimen organizado trasnacional.

Mientras tanto, El Chapo fue tema de la pugna electoral estadunidense: el precandidato republicano Donald Trump, en un discurso de campaña en Carolina del Sur, elogió la detención recordando que, supuestamente, el narco había amenazado con matarlo: el rumor es que no me quería, declaró.

Todos aquí saben quién es. Aun personas que sin saber casi nada de México felicitaron a mexicanos en Nueva York y otros lugares, incluyendo a este reportero, por la captura.