Asamblea venezolana desconoce al nuevo embajador en ONU
7 diciembre, 2017
Cofece presenta a partidos programa sobre competencia
7 diciembre, 2017

En México hay 190 mil coinfectados con VIH-hepatitis C

Una representación del hígado y cómo afecta la enfermedad, afuera de Bellas Artes. Foto Cuartoscuro / archivo

Fernando Camacho Servín

Ciudad de México. En México hay alrededor de 190 mil personas que viven tanto con el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) como con el de la hepatitis C (VHC), lo cual podría ser un factor para que esta última enfermedad se agrave rápidamente en caso de que no reciban tratamiento oportuno, señalaron activistas y médicos especializados en el tema.

En conferencia de prensa, la infectóloga Rocío Torres Ibarra explicó que el fenómeno de la coinfección de VIH y VHC obedece a que ambos padecimientos tienen las mismas vías de transmisión: por contacto sexual no protegido, transfusiones sanguíneas, procedimientos médicos como hemodiálisis o por compartir jeringas al usar drogas inyectables.

De acuerdo con la especialista, el VIH “modifica” la evolución natural de la hepatitis C, porque acelera la progresión de la fibrosis hepática y aumenta el riesgo de sufrir males graves, como la cirrosis o el hepatocarcinoma.

Por ello, es fundamental que los pacientes seropositivos se realicen una prueba de detección de VHC, pues en la reciente década ha habido un incremento en las hospitalizaciones por enfermedades del hígado, algunas de ellas terminales.

Torres destacó que ya existe un tratamiento que cura el VHC, con una eficiencia de más del 95 por ciento y sin efectos secundarios, se tenga o no coinfección con VIH, lo que puede evitar que una gran cantidad de casos deriven en complicaciones hepáticas graves.

Aunque el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ya ofrece este tratamiento y el Instituto de Seguridad Social y Servicios de los Trabajadores del Estado comenzará a hacerlo en enero de 2018, el esquema del Seguro Popular aún establece límites de edad para darlo a los pacientes, lo que deja fuera a una gran cantidad de personas, indicó por su parte el activista Luis Adrián Quiroz.

Al negarse a dar el tratamiento a beneficiarios menores de 18 años o mayores de 50, el Seguro Popular está incurriendo en un “acto de discriminación injustificable” que puede dañar la salud de los pacientes, quienes podrían curarse totalmente del VHC en sólo tres meses, resaltó el coordinador de la organización Derechohabientes Viviendo con VIH del IMSS.

Quiroz puntualizó que el tratamiento que elimina el virus de la hepatitis C cuesta solamente 170 mil pesos, mientras que las intervenciones médicas necesarias para un paciente que ya desarrolló algún mal hepático pueden alcanzar los 450 mil.

De igual forma, anunció que si el Seguro Popular no eliminan los límites de edad para dar este tratamiento, organizaciones civiles interpondrán un amparo y llegarán “hasta donde sea necesario” en términos legales