CFE
Afirma CFE que ha cumplido con calendario establecido de compras consolidadas
11 octubre, 2015
compromiso
UASLP se suma a trabajar por el bien del Estado: Villar Rubio
11 octubre, 2015

En últimos 15 años, importantes progresos para mejorar vida de niñas: Conapred

conapred

Niñas festejan su primera comunión en el centro de la ciudad de México. Foto: María Luisa Severiano

Por César Arellano García

México, DF. En 2015 las niñas tienen más posibilidades de ir a la primaria, recibir vacunas vitales y sufrir menos por desnutrición que en las generaciones anteriores, señala el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) .

En el marco del Día Internacional de la Niña, que se conmemora este 11 de octubre, señala que durante los últimos quince años, la comunidad mundial ha hecho importantes progresos en mejorar la vida de las niñas.

Sin embrago, advierte que no se ha invertido lo suficiente en corregir los retos a los que hacen frente las niñas cuando entran en la segunda fase de sus vidas.

Esto incluye obtener una educación secundaria y superior, evitar el matrimonio infantil, recibir información y servicios relacionados con la pubertad y la salud reproductiva, protegerlas contra los embarazos no deseados, las enfermedades de transmisión sexual y la violencia de género.

Por todos estos motivos, expresa, el tema escogido para la celebración del Día Internacional este año es El poder de las adolescentes: la visión para el 2030, bajo ese tema, las agencias de la ONU, los Estados miembros, las organizaciones civiles, el sector privado y otros interlocutores sociales están llamados a poner a las niñas en el centro de los esfuerzos del desarrollo sostenible, llevando a cabo iniciativas claves para el presente y el futuro.

Entre ellas, invertir en educación de calidad, formación, capacitación, acceso a la tecnología y otras iniciativas educativas que preparen a las niñas para la vida, el trabajo y el liderazgo.

Destinar recursos en salud y en una nutrición adecuada durante los años de adolescencia, incluyendo la educación sobre la pubertad, la higiene menstrual, la salud reproductiva y sexual y la disposición de esos servicios.

Promover la no aceptación de la violencia física, mental o sexual bajo ningún concepto, habilitar mecanismos sociales, económicos y políticos para combatir el matrimonio infantil y la mutilación genital.

Invertir en la creación y mantenimiento de espacios púbicos para el debate cívico y político, la creatividad y la mejora del talento. Promover legislaciones y políticas de género en todas las áreas, especialmente para las adolescentes discapacitadas, vulnerables, marginadas y víctimas del tráfico y la trata.

“Este año 2015, en el que la comunidad internacional valora los progresos obtenidos gracias a los Objetivos de Desarrollo del Milenio y sienta los nuevos Objetivos para el año 2030, marca un interesante cruce de caminos generacional, donde las niñas que nacieron al comienzo del milenio son ahora adolescentes, mientras que las recién nacidas este año, lo serán en 2030”.

Añade que la reflexión sobre lo conseguido y sobre lo que se ha de lograr representa una oportunidad para considerar la importancia de la inversión social, económica y política en el poder de las adolescentes como un factor fundamental para romper la transmisión intergeneracional de la pobreza, la violencia, la exclusión y la discriminación y obtener unos resultados equitativos y sostenibles.

“Las mujeres tienen derecho a una vida instruida, segura y sana no sólo durante esos críticos años de la adolescencia sino también cuando maduran. Si se les apoya efectivamente durante sus años de adolescencia, las mujeres tienen el poder de cambiar el mundo, tanto como las niñas empoderadas que son como las trabajadoras, madres, empresarias, mentoras, cabezas de familia y líderes políticos que serán mañana.

“Una inversión en el poder de las adolescentes mantiene sus derechos y promete un futuro más equitativo y próspero en el que la mitad de la humanidad participe de forma paritaria en la resolución de los problemas como el cambio climático, los conflictos políticos, el crecimiento económico, la prevención de enfermedades y la sostenibilidad mundial”.