reforma educativa
Instituciones en México encauzan la pluralidad, destaca Osorio Chong
28 octubre, 2015
rubens
‘De Rubens a Van Dyck’, colección de pintura flamenca llega a México
28 octubre, 2015

En Veracruz no se inicia ni la averiguación previa en desapariciones: ONG

Veracruz

Marcha por la paz en Veracruz ante una ola de desapariciones, asaltos, secuestros y asesinatos en mayo pasado. Foto Cuartoscuro

Veracruz


Marcha por la paz en Veracruz ante una ola de desapariciones, asaltos, secuestros y asesinatos en mayo pasado. Foto Cuartoscuro

Por José Antonio Román

México, DF. Diversos colectivos de familiares de personas desaparecidas, de organizaciones civiles y de derechos humanos denunciaron que en el estado de Veracruz ni siquiera se inician las averiguaciones sobre desapariciones de personas. Hay una enorme impunidad y una estrategia gubernamental de criminalizar a las víctimas y sus familiares, denunciaron.

Reclamaron al gobernador de la entidad, Javier Duarte de Ochoa, la actitud “burlona e insensible” que mostró ante la señora Araceli Salcedo, quien hace unos días lo increpó públicamente por la desaparición de hace más de tres años de su hija Fernanda Rubí Salcedo, sin que que hasta ahora se tengan avances en la investigación en manos de la fiscalía de Veracruz.

En conferencia de prensa, Araceli Salcedo señaló que con ese desaire, el mandatario estatal no sólo se burló de ella, sino de los miles de personas desaparecidas en el país y sus respectivas sus familias, que los buscan incesantemente. Junto con otras madres de hijos desaparecidos o asesinados, se exigió al gobernador Duarte una “disculpa pública”.

Incluso, exigieron que se garanticen todas las condiciones de seguridad para la señora Araceli Salcedo, para su familia, así como a todos los familiares de personas desaparecidas en el estado de Veracruz, y lo responsabilizaron de cualquier acto en su contra.

Las organizaciones expresaron su total apoyo a Araceli Salcedo, pues señalar las omisiones y complicidades por parte del Estado en todos sus niveles de gobierno no es más que un signo permanente de la falta de respuesta de las autoridades, y del desinterés y desinformación que prevalece hacia los casos de desaparición en México, en especial en el estado de Veracruz.