obras
Ante la baja en el gasto el gobierno transferirá más obras al sector privado
8 noviembre, 2015
funcionarios
PGR cuenta con huellas de quienes construyeron el túnel para El Chapo
8 noviembre, 2015

Encuestadores exigen poner fin a agresiones

Arturo Sánchez Jiménez

No nos confundan: somos encuestadores, no secuestradores. Este fue el lema con los que decenas de trabajadores de empresas dedicadas a realizar sondeos marcharon ayer por la mañana con el objetivo de exigir justicia para los dos compañeros linchados en Ajalpan, Puebla.

Además de exigir que se indemnice a la familia de las víctimas, denunciaron que muchos de ellos trabajan en condiciones de inseguridad.

Familiares de José Abraham y Rey David Copado Molina, quienes fueron asesinados por una turba, encabezaron la manifestación, que partió cerca de las 11 horas de la Glorieta de los Insurgentes y tuvo como destino el Hemiciclo a Juárez.

Los hermanos Copado Molina fueron linchados el 19 de octubre por pobladores del municipio de Ajalpan, quienes los acusaban de ser secuestradores. La policía municipal detuvo aquel día a los encuestadores, quienes se identificaron con su credenciales de elector y del trabajo. Fueron llevados al palacio municipal, pues los habitantes del pueblo los señalaban de ser responsables de un plagio. Alrededor de mil personas sacaron a los jóvenes del inmueble y los golpearon hasta matarlos.

Al llegar al Hemiciclo a Juárez, los manifestantes celebraron un mitin, donde uno de los hermanos de los asesinados exigió que se castigue a los responsables de la muerte de José Abraham y David. Refirió que la familia está a la espera de recibir una indemnización, aunque desconocen el monto.

Los manifestantes refirieron que lanzarán una campaña de concientización sobre el trabajo que realizan al levantar encuestas y estudios de mercado.

Señalaron que se han registrado más casos de agresiones a encuestadores en el país, y que algunos de ellos han sido golpeados mientras realizan su labor.