Este lunes se mantiene servicio gratuito del Metro
25 septiembre, 2017
Suman 324 muertos por sismo: Protección Civil
25 septiembre, 2017

Entorpecen la ayuda noticias falsas en redes sociales: Peña

Brigadistas de Japón lograron sacar a un perro de entre los escombros del edificio colapsado en el multifamiliar de calzada de Tlalpan. En el lugar han sido rescatadas seis personas con vida y nueve fallecidas. Foto Cristina Rodríguez

Enrique Méndez

Joquicingo, Méx. El presidente Enrique Peña Nieto llamó a atender ‘‘en unidad’’ la emergencia provocada por el terremoto del 19 de septiembre y pidió a la población ‘‘no dejarse engañar ni confundir por la de-sinformación o noticias falsas’’ de las redes sociales.

Cinco días después del desastre en esta cabecera municipal, donde 165 casas –algunas con 100 años de antigüedad– se derrumbaron, Peña Nieto realizó un recorrido de hora y media, ofreció un programa de vivienda nueva ‘‘estrictamente a las familias afectadas’’ y después de una gresca entre militares del Estado Mayor Presidencial (EMP) y jóvenes que le exigían ‘‘¡agarra una pala!’’, Peña reprochó:

‘‘A veces no falta gente que, no siendo del lugar, llega a alterar y a provocar. Lo que no se vale es que gente pretenda obstruir y obstaculizar la ayuda.’’

El jaloneo y los gritos entre militares y los jóvenes, que afirmaron estudiar en la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), se dio cuando Peña se detuvo en la esquina de León Guzmán y Vicente Guerrero para dar un mensaje a la comunidad.

Mientras el Presidente y el gobernador Alfredo del Mazo Maza, quien lo acompañó, llegaban a las ruinas del que fue hogar de Tomás Urbano Rico y Dolores Barrera durante cuatro décadas, el intercambio creció. ‘‘¡No son de aquí!’’, exclamaron pobladores en referencia a los estudiantes.

Peña Nieto sostuvo que en este momento lo que menos se quiere son espacios de división y confrontación y abundó: ‘‘Son condenables las expresiones de gente que quiere entorpecer la ayuda a quien lo necesita. Hemos visto en las redes sociales mucha desinformación. A veces información falsa. Noticias falsas que verdaderamente entorpecen la labor de auxilio y apoyo de las personas damnificadas’’.

El mandatario informó que, como en Oaxaca y Chiapas, se emprenderá una reconstrucción a partir de la entrega de recursos adicionales a los que aporte el gobierno de Del Mazo. También ofreció recursos para la reconstrucción de los dos templos católicos de Joquicingo, el de la Asunción de María y el del Calvario del Señor del Huerto, así como el evangélico presbiteriano El Mesías.

El templo de la Asunción, explicó el director del Instituto Nacional de Antropología e Historia, Diego Prieto Hernández, es un edificio del siglo XVII, que presenta fisuras en la nave, ‘‘no de enorme gravedad’’, y se valorará si es posible rescatar la torre mayor.

Miguel Ángel Gómez Tagle, uno de los mayordomos del templo, explicó que en el atrio se ubicó el primer albergue para las personas que perdieron su casa, pero se cambió para prevenir cualquier riesgo. ‘‘La iglesia tiene daños estructurales, en arcos de soporte, además del decorado’’, dijo. Prieto Hernández explicó a Peña y al gobernador que ese templo y el de El Calvario, en un extremo y otro de la calle León Guzmán, constituyen el eje de la comunidad.

Peña Nieto entró por la calle de Morelos a lo que ahora es sólo un terreno, pero antes albergó la casa de Audelio Rico López – donde vivían tres familias– y salió a León Guzmán, frente a una vivienda centenaria de la que sólo quedaron los primeros muros de piedra.

María de la Luz Osorio Saucedo narró: ‘‘La casa fue de mi suegro, Alfredo Montes de Oca, que la heredó a mi esposo, Sergio Montes de Oca, y él a su vez a mi hija Norma Angélica. Tres generaciones. Pedimos no sólo material, sino dinero, porque la reconstrucción no se hace sola’’.

El gobernador explicó que se apoyó con lonas para que la población cuente con un espacio para las misas, en tanto se reconstruyen los templos.

–El pueblo completo necesita apoyo. Hechos, no palabras –detuvo a Peña, Arturo Ortiz Zaragoza, cuando la comitiva pasaba frente a la carpa que hace de iglesia.

–Hecho el apoyo espero que después lo reconozcan –le respondió Peña.

–Cuando lo veamos, lo vamos a reconocer.

La gente reclamó trabajo y Peña dejó que el gobernador hiciera el anuncio de empleo temporal para que la comunidad ayude en la reconstrucción y reciba un ingreso. Mientras se reparan las escuelas, las clases serán en aulas móviles, informó Del Mazo.

El Presidente llamó a la comunidad a mantener ‘‘el ánimo muy en alto’’. Y como aquí, a diferencia de otros municipios y Ciudad de México, no hubo decesos, expresó a las personas: ‘‘Buen susto, ¿verdad?’’