Desembolsó San Lázaro $57 millones en arrendamiento de vehículos
1 septiembre, 2015
condusef
Pese a la crisis, los bancos en el país se mantendrán “robustos”
1 septiembre, 2015

Esperará el INE a que el TEPJF resuelva un último recurso del PT para salvarse

Alonso Urrutia

Aunque ‘‘técnicamente el registro del Partido del Trabajo (PT) está perdido’’ tras la última resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) que confirmó la votación válida, el Instituto Nacional Electoral (INE) aguardará a que esa instancia jurisdiccional resuelva el último recurso partidista que pretende lograr un ‘‘carácter suspensivo’’ de su registro hasta en tanto se realicen las elecciones extraordinarias en el distrito uno de Aguascalientes –que fue anulado–, a fin de determinar si en ella los petistas pueden alcanzar los votos que les faltan.

El consejero Marco Antonio Baños explicó que el organismo debe esperar a que ya no exista ninguna posibilidad jurídica, por minima que sea, que derive en revertir la situación del PT para que la junta general ejecutiva proceda a decretar la disolución del partido por pérdida de registro, al no alcanzar 3 por ciento de la votación.

Adelantó que este martes, durante la mesa de consejeros, se revisarán los posibles escenarios, aunque en gran medida depende de cuándo resuelva el TEPJF el ultimo recurso.

Desde junio pasado, cuando se estableció en una primera instancia –con los computos distritales concluidos– que el PT y el Partido Humanista no habían logrado el umbral mínimo de votación para preservar el registro, se designó a un interventor para supervisar el manejo de las finanzas de ambos partidos.

Esta intervención hasta ahora es precautoria; en cuanto la junta general ejecutiva lo determine se procederá a la fase definitiva de la liquidación partidista.

Baños explicó que existe ya un protocolo de actuación para finiquitar la parte administrativa del PT, que comienza por garantizar los recursos mínimos para cubrir los adeudos sobre la base de un orden de prelación establecido y que coloca, en primera instancia, garantizar los derechos laborales de los trabajadores del partido. En una segunda etapa se debe asegurar el pago de las deudas a acreedores.

En principio, los bienes y cuentas intervenidos sólo corresponderán al ámbito nacional, pues quedarán intactos todos aquellos que estén jurídicamente acreditados al PT en aquellas entidades donde mantiene el registro a escala estatal.

Es decir, el partido mantendría las prerrogativas y bienes a nivel estatal, por lo que se procedería solamente a definir aquello que corresponde al registro como partido politico nacional, condición que ya no mantendrá.

Por lo que hace al Partido Humanista, dijo el consejero Baños, no existe ya ningún elemento que detenga el inicio de la liquidación de ese organismo político.