Cápsula informativa: Millonarias liquidaciones pagó la ASE a ex funcionarios
26 julio, 2017
Muere otro migrante mexicano del fatídico remolque en Texas
26 julio, 2017

Evade Capufe indemnizar por percances en la Durango-Mazatlán

El pasado 10 de junio dos vehículos chocaron de frente en la autopista Durango-Mazatlán, con saldo de seis personas muertas, cuatro de ellas trabajadores del Instituto Nacional para la Educación de los Adultos en Chihuahua, y dos menores originarios de Culiacán, Sinaloa, así como seis lesionados. Foto: Saúl Maldonado

Saúl Maldonado

Durango, Dgo.- Caminos y Puentes Federales de Ingresos y Servicios Conexos (Capufe) evade su responsabilidad en los accidentes que ocurren en la autopista Durango-Mazatlán, pese a que los peritajes de la Policía Federal (PF) señalan que varios fueron provocados por el mal estado de la carpeta asfáltica y por nulo o poco mantenimiento.

El 17 de febrero de 2015, Jesús Édgar Pulido Leal conducía por esa vialidad, y a las 14:10 horas, al llegar al kilómetro 33 + 800, se encontró con un bache de aproximadamente cinco metros cuadrados que le hizo perder el control de la unidad y se impactó contra una camioneta que circulaba en sentido contrario. Los conductores de ambos vehículos perecieron y tres personas resultaron lesionadas.

Los familiares de Pulido Leal demandaron a Capufe por el mal estado de la autopista. Presentaron el reporte de accidente 028/2017, con fecha 17 de febrero del 2015, emitido por la PF, el cual determinó que hubo negligencia por mantenimiento deficiente y que el percance se debió al mal estado de la cinta asfáltica.

Al verse frente al hueco, de aproximadamente 1.40 metros de ancho y 3.4 de largo, Pulido Leal hizo una maniobra súbita, lo que provocó que el vehículo derrapara con la gravilla suelta, producto de la falta de mantenimiento de la superficie de rodamiento.

Para Karime Díaz Slim, representante legal de la familia de Pulido Leal, el informe de la PF demuestra que el mal estado de la vía provocó el percance y que fue responsabilidad de Capufe, instancia a la cual se demandó indemnización económica y por daño moral.

Sin embargo, Capufe se niega a pagar. Asegura que ha dado mantenimiento anual a la vía, incluso en el tramo donde ocurrió el percance.

Incluso asegura que en febrero de 2015, justo en ese tramo de la autopista Durango-Mazatlán, la empresa Mayrán de San Pedro estaba rehabilitando el tramo del kilómetro 20 al 44.5.

Capufe calificó de “dogmático” y “carente de valor probatorio” el peritaje de la PF. Adujo que “sólo contiene afirmaciones genéricas sin bases razonadas” y que el conductor “no tuvo pericia” para evadir el “supuesto” (sic) bache.

Remiendos constantes

El caso será revisado por el Tribunal de lo Contencioso Administrativo (TCA). La autopista fue inaugurada el 16 de octubre de 2013 por el presidente Enrique Peña Nieto y nunca ha funcionado al ciento por ciento, pues constantemente se realizan trabajos para rehabilitar tramos en mal estado.

El 30 de marzo de 2014, el director general de Capufe, Benito Neme Sastré, reconoció en la ciudad de Durango el descuido en que se encuentran los primeros 40 kilómetros de la vía, apenas cinco meses después de haber sido inaugurada. Se anunció entonces una inversión de 510 millones de pesos para rehabilitar la carpeta asfáltica, pero ese año nunca llegaron los recursos.

En noviembre pasado, el gobernador de Durango, José Aispuro Torres, anunció que logró que Capufe invirtiera 700 millones de pesos para rehabilitar la autopista y el organismo se comprometió a terminar los trabajos antes de abril de 2017. Después, dijo que para antes de las vacaciones de verano de este año, y posteriormente que para finales de septiembre.

El reporte de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes sobre accidentes en carreteras señala que desde que se inauguró la autopista Durango-Mazatlán, a finales de 2016, es decir, en tres años y dos meses, han ocurrido en esa obra 82 accidentes que han dejado un saldo de 27 muertos y 94 lesionados.

El más reciente aconteció el pasado 21 de julio, cuando una camioneta de turismo con 14 personas a bordo volcó en el kilómetro 60. Una persona murió y siete resultaron lesionadas.

El accidente más grave sucedió el 10 de junio pasado cuando dos vehículos chocaron de frente, con saldo de seis muertos, entre ellos cuatro trabajadores del Instituto Nacional para la Educación de los Adultos en Chihuahua y dos menores originarios de Culiacán, Sinaloa, así como seis lesionados. El reporte de la PF fue que el percance se debió a falta de señalización y desconocimiento de la vía.

JSL
JSL