Siguen sin remover a los policías reprobados en control y confianza
22 octubre, 2014
eSCTtorsionista
22 octubre, 2014

Exigen en Tixtla renuncia de Aguirre

Nacional

Sergio Ocampo y Héctor Briseño

Tixtla, Gro., 21 de octubre. Unas 5 mil personas marcharon en esta ciudad para exigir la renuncia del gobernador Ángel Aguirre Rivero y que se agilicen las investigaciones para que aparezcan con vida los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, además de castigar al alcalde de Iguala con licencia, José Luis Abarca Velázquez, a quien responsabilizan de la muerte de seis personas, entre ellas tres alumnos de ese plantel.
Participaron en la movilización contingentes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (Ceteg), padres de los desaparecidos, integrantes de la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México, la mayoría de Durango y Chiapas, así como de las normales públicas del estado y alumnos y maestros de la Preparatoria 29 de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG), con sede en Tixtla.
“¡Ayotzi, presente en la inundación; ahora corresponde devolverles el favor!”, “¡Durango con Guerrero están unidos, hasta que regresen vivos!”, fueron algunas de las consignas que se escucharon. En tiendas, consultorios médicos y casas particulares los residentes pegaron cartulinas con las leyendas: “¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!” o “¡En esta casa todos somos Ayotzinapa!”
En el mitin celebrado a un costado del palacio municipal, un maestro de la Ceteg anunció que a partir de hoy “ya no habrá interlocución con el gobernador Ángel Aguirre”, para quien demandó juicio político. Exigió la desaparición de poderes en el estado, la presentación con vida de los 43 estudiantes y que los futuros gobernantes surjan del pueblo e instauren un gobierno popular.
Después los manifestantes colocaron candados en el ayuntamiento de Tixtla, que quedó resguardado por la Asamblea Nacional Popular, al igual que otras 20 alcaldías ocupadas en días recientes, informó un orador de la Ceteg.
En Acapulco, decenas de trabajadores de la educación jubilados se manifestaron en la glorieta de la Diana para exigir justicia por la agresión contra los alumnos de la Normal Rural de Ayotzinapa, ocurrida en Iguala el pasado 26 de septiembre.
Jubilados y pensionados de la delegación D4-2026 leyeron un comunicado en el que condenaron “el exceso de violencia institucional ejercido contra los normalistas, que ocasionó la muerte de seis personas, heridas de bala a varios estudiantes y la desaparición de 43”.
Manuel Lozano Hernández, representante de los jubilados y pensionados, señaló: “Queremos que presenten a los jóvenes con vida y que castiguen a los responsables. Que nos digan la verdad y que ya no tengan a la sociedad y a los padres de familia en la zozobra, exigimos una investigación exhaustiva”.
En tanto, de las 5:30 a las 19:30 horas, unas cien personas con el rostro cubierto, de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias-Policía Comunitaria La patria es primero, bloquearon la carretera federal que comunica los municipios de Chilapa, Apango, Iguala, Zumpango de Neri, Chilpancingo y la ciudad de México.
Por la tarde, el rector de la UAG, Javier Saldaña, al frente de una comitiva de los sindicatos académico y administrativo, entregó toneladas de víveres al comité directivo estudiantil.