violencia desaparición propuesta de reparación enfrentamientos Cuajinicuilapa , pensiones ,
Onerosa y poco transparente, la remodelación del Canal Judicial
26 enero, 2015
Hoy, la octava Jornada Global por Ayotzinapa y México
26 enero, 2015

Florence Cassez interpone demanda por daño daño moral contra Calderón

violencia desaparición propuesta de reparación enfrentamientos Cuajinicuilapa , pensiones ,

Alfredo Méndez

La ciudadana francesa Florence Cassez presentó el pasado viernes ante un juez mexicano una demanda civil por daño moral en contra del ex presidente Felipe Calderón Hinojosa, del ex procurador general Daniel Cabeza de Vaca y del ex secretario de Seguridad Pública (SSP) federal Genaro García Luna, entre otras autoridades, así como de Televisa, en especial del conductor Carlos Loret de Mola y el ex reportero Pablo Reinah.
Cassez, quien estuvo presa en México durante siete años acusada del delito de secuestro, solicitó al Poder Judicial Federal que condene a los demandados a indemnizarla con 36 millones de dólares para reparar la afectación moral que le ocasionó, entre otras cosas, haber estado varios años en prisión sin que las autoridades mexicanas le hubieran podido demostrar que formó parte de la banda de plagiarios Los Zodiaco.
La demanda es analizada por el juez federal Juan Manuel Vega Tapia, titular del juzgado segundo de distrito en materia civil de la ciudad de México, y en el transcurso de esta semana el titular del órgano jurisdiccional emitirá una notificación para informar a los abogados de Cassez si admite a trámite el juicio civil o si se desecha la petición por notoria improcedencia.
Entre los argumentos jurídicos aportados por los abogados de la ciudadana francesa destaca la resolución de la primera sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) con la cual se ordenó la inmediata libertad de Cassez en enero de 2013.
La Corte ordenó la liberación al considerar que el montaje televisivo armado por la entonces Agencia Federal de Investigación (AFI) –que encabezaba en 2005 Genaro García Luna– sobre su captura vició todo el proceso penal en su contra, y por ello fue imposible determinar si la mujer era inocente o culpable de tres casos de secuestro.
En la demanda, redactada por los abogados Juan Benito Coquet Ramos y José Patiño Hurtado, Cassez narra que fue detenida el ocho de diciembre de 2005, y no el 9 del mismo mes y año, como lo dio a conocer la AFI durante el noticiario matutino de Carlos Loret en Televisa.
Cassez incluyó como responsables del daño moral a Luis Cárdenas Palomino, ex director general de Investigación Policial de la AFI; a Israel Zaragoza Rico, titular en ese momento de la Unidad Especializada en Investigación y Secuestro; a Facundo Rosas Rosas, ex funcionario de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de la Delincuencia Organizada, y al actual senador Roberto Gil Zwarth, ex secretario particular de Calderón Hinojosa.
No existe en la historia de México un referente similar de alguna condena por daño moral de esa cuantía, pues hasta ahora la sentencia más importante que ha dictado la SCJN es la de febrero de 2014 relacionada con el hotel Mayan Palace de Acapulco, que deberá indemnizar con 30 millones de pesos a los padres de un joven que murió electrocutado en el lago artificial del establecimiento.
Cassez refirió que con el montaje televisivo “se me puso en evidencia y se me juzgó y señaló como una delincuente mucho antes de seguírseme un procedimiento, sin que se reunieran las reglas del mismo. Y, si bien es cierto, en la sentencia de la SCJN en que se me concedió el amparo no se hizo pronunciamiento alguno sobre la culpabilidad o inocencia de la suscrita, los agentes de la policía, así como el titular de la misma AFI, fueron quienes desde un principio viciaron la misma y realizaron hechos totalmente ajenos a la legalidad, considerando que con esos hechos se actuó con dolo, pues además los agentes de la policía, en especial los de la AFI, siguieron órdenes de sus jefes en los momentos del evento, engañando a millones, fabricando actos totalmente ilícitos, causándome un daño moral irreparable, no sólo por los siete años y un mes aproximadamente que estuve recluida en un centro penitenciario, pues luego de que recobré mi libertad, aun en mi país las personas me siguen censurando convirtiéndose mi existencia en un verdadero infierno, semejándose ello a una muerte en vida”.

JSL
JSL