AMLO descalifica a quienes piensan distinto: Zavala
22 noviembre, 2017
México, firme en pláticas del TLCAN: Index
22 noviembre, 2017

Frayba emite “acción urgente” por conflicto de tierras

Raúl Vera López durante una conferencia de prensa en el Centro Agustín Pro. Foto José Carlo González / Archivo

Elio Henríquez, corresponsal

San Cristóbal de Las Casas, Chis. El Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas (Frayba) emitió una “acción urgente” por la “emergencia” a causa del conflicto de límites entre los municipios tzotziles de Chenalhó y Chalchihuitán.

El organismo que preside el obispo de Saltillo, Coahuila, Raúl Vera López, dijo que debido a que en las semanas recientes se agravó el diferendo por el asesinato a balazos de Samuel Pérez Luna, originario de la comunidad de Canalumtic, Chalchihuitán, más de mil personas de ambos municipios han abandonado sus comunidades.

“Centenas de familias se han desplazado y están viviendo en una situación de violencia generalizada, refugiadas en el monte; según dicen son más de mil. Grupos armados cortaron la carretera y bloquearon todos los accesos a las comunidades de Chalchihuitán, quedando incomunicada la población”, agregó.

El conflicto entre ambos municipios de los Altos de Chiapas se originó en 1973, cuando al ejecutar la resolución presidencial correspondiente, la desaparecida Secretaría de la Reforma Agraria no respetó los límites naturales e históricos marcados por el río Mashilhó. A la fecha se disputan más de 900 hectáreas, según fuentes gubernamentales.

El Frayba aseguró que “siguen los disparos de armas de fuego en la zona, por lo que la población está viviendo en terror y existen rumores de que va entrar gente armada para agredir a las personas que están en la cabecera de Chalchihuitán”.

Sostuvo que según pobladores, “no hay nada de comer, ni frijol y ni tortilla. El gobierno del estado de Chiapas no escucha porque no se ha hecho nada, estamos solos y abandonados a nuestra suerte. Todos los negocios están cerrados, ya no hay maíz, no hay fruta, no hay gasolina. El municipio está sitiado, no hay manera de pasar despensa; hay mucho miedo, hay balacera en el comunidad de Pom y por lo menos nueve casas quemadas. Y hay amenazas que cortarán la energía eléctrica”.

Por separado, habitantes del municipio de Chalchihuitán demandaron la intervención de las autoridades estatales para que se abra el paso en la carretera que comunica a ese lugar con San Cristóbal, pues este martes se cumplió una semana de que sus vecinos de Chenalhó, algunos presuntamente armados y encapuchados, abrieron una zanja en la carretera, a la altura de la comunidad Las Limas, para impedir que salgan del municipio.

Afirmaron que desde hace una semana no hay clases y el hospital está cerrado porque los maestros y el personal de salud no han acudido, pues no pueden pasar y no hay garantías de seguridad para que trabajen.

Integrantes de la Sociedad Cooperativa de Transportes San Pablo Chalchihuitán, aseguraron que por lo mismo llevan ocho días sin trabajar porque no pueden salir, además de que no hay gasolina.

“Lo que queremos es que ya se abra el paso de manera pacífica, sin pleitos”, manifestaron los transportistas.

Por separado, los agentes de pastoral de la parroquia de Chenalhó demandaron a los gobiernos federal y estatal que solucionen el conflicto. “Les exigimos justicia y una solución inmediata y satisfactoria para los dos municipios. Ustedes tienen todos los elementos para solucionar el problema, los planos y croquis, las colindancias, conocen la historia. Tienen sus cargos que es para resolver los problemas del pueblo, pues si no es así ¿para qué los tienen?”, expresaron en un documento.

Agregaron: “Ustedes dicen ‘esperen unos días’, y así esperando ya llevamos 45 años con este problema que en vez de solucionarse se pone cada vez peor. Se dedican a administrar el problema y sólo les interesa conservar su cargo y ver qué otro se consiguen después”.