morena
Acusa Morena al TEPJF de beneficiar al PRI con plurinominales
26 septiembre, 2015
italia
Italia logra su primer victoria del Mundial de Rugby
26 septiembre, 2015

“Guerra” de curules en la sesión solemne por Ayotzinapa

curules

Por Ángel Bolaños Sánchez

México, DF. Legisladores de Morena, PRI y PRD en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) escenificaron guerra de carteles, desaires y recriminaciones desde las curules durante la sesión solemne que se realizó esta mañana por los estudiantes de la escuela Normal de Ayotzinapa desaparecidos.

A esta sesión, que se aprobó realizar el pasado jueves a propuesta del PAN con un punto de acuerdo aprobado por el pleno, no acudieron padres o al menos una representación de familiares de los normalistas desaparecidos.

Al inicio de la sesión, los diputados de Morena, que ocupan la primera fila al frente del presídium, colocaron en sus curules con la frase: “Fue el Estado”.

La diputada de Encuentro Social, Abril Yannette Trujillo Vázquez, al fijar el posicionamiento de su partido, propuso a los legisladores ponerse de pie y anuncio que leería el nombre de los 43 normalistas desaparecidos, para los que pidió responder: “presente”, conforme citara a cada uno de ellos.

Los diputados del Morena, fueron cambiando el “Presente” por la frase de su cartel: “Fue el estado” hasta que se volvió prácticamente unánime pero hizo enmudecer a los legisladores del PRI, así como a la mayoría de los perredistas y a algunos del PAN.

A esta acción respondería el diputado del PRI, Adrián Rubalcaba Suárez, quien se lanzó desde la tribuna contra los grupos que dijo buscan sembrar odio a partir de esta desgracia y dirigiendo a los legisladores de Morena, “aquellos que dicen desde su curul fue el Estado.

Revisemos bien quién gobernaba Iguala, porque no era de mi partido, señores” y añadió que “el señor presidente no fue quien apareció en las fotografía apoyando al señor (José Luis) Abarca”.

Sus compañeros de bancada mostraban ya una fotografía de campaña del ex alcalde de Iguala en la que aparece con el presidente del Consejo Nacional de Morena, en ese entonces aún militante del PRD y desde su curul, la diputada de Morena Aleida Alavez Ruíz le gritaba al priísta: “el presidente no es el Estado”.

Ruvalcaba, terminó en el posicionamiento de su partidos diciendo que los normalistas “han desaparecido de mi vida, pero jamás desaparecerán de mi corazón”, sin embargo al bajar rechazó un libro que le entregaba la diputada Alavez, realizado en colectivo por periodistas en el que se cuenta la historia de cada uno de los 43 jóvenes.

El desaire del priista fue más allá, cuando el texto: Ayotzinapa. La Travesía de las tortugas –que adquirió la legisladora para cada uno de los 66 diputados y cuyas regalías serán donadas a las familias de los normalistas– fue entregado por una auxiliar del pleno a cada uno de los diputados y al recibirlo, Ruvalcaba lo entregó enseguida a un asistente y pidió a sus compañeros de bancada retirar el libro, que enseguida depositaron dentro del cajón de su curul.

Los diputados de Morena devolverían más tarde a los priístas el embate, cuando tocó su turno para dar un mensaje en voz del diputado Darío Carrasco Aguilar, exhibiendo también en sus curules una fotografía del presidente Enrique Peña Nieto con Abarca en un abrazo.

“Por más que quieran desviar la atención con fotografías que nada dicen y nada demuestran, como se puede ver en esta del presidente de la República con ese mismo delincuente y asesino”, señaló, pero agregó que “en honor a la verdad, la muerte de los 3 estudiantes y la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa fue un crimen de Estado y como tal, el último responsable se llama Enrique Peña Nieto”.

Carrasco, quien de entrada dijo que el mensaje de su partido estaba dedicado al poeta Hugo Gutiérrez Vega, fallecido la noche de ayer, hizo una breve descripción de los hechos advirtiendo sobre “el tamaño es la descomposición del Estado y hasta qué grado éste ya no es sólo un Estado fallido sino un narcoestado con todo lo que esto implica”.

Al referirse a la responsabilidad en estos crímenes de Abarca y su esposa, el legislador desató también las protestas de los perredistas al advertir de la presencia de otras “parejas imperiales” y señalar a la diputada perredista Elizabeth Mateos Hernández y el delegado electo de Iztacalco Carlos Estrada Meraz y concluyó con la consigna: “Vivos se los llevaron, vivos los queremos”.