Más de un millón de migrantes entró por mar a UE en 2015: Acnur
Más de un millón de migrantes entró por mar a UE en 2015: Acnur
30 diciembre, 2015
Nestora: Mi cuerpo como última arma / Abel Barrera H.
30 diciembre, 2015

Guerrero reportó sólo un tercio de los 42 mil casos de chikungunya

Guerrero reportó sólo un tercio de los 42 mil casos de chikungunya

Por Héctor Briseño, corresponsal

Los gobiernos estatal y federal ocultaron cifras reales de los casos de chikungunya detectados en Guerrero durante los primeros nueve meses del año y han omitido información sobre las secuelas de este padecimiento, transmitido por el mosquito Aedes aegypti.

Mediante una solicitud de acceso a la información, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) reportó a La Jornada que entre enero y septiembre su delegación en Guerrero emitió 42 mil 998 certificados de incapacidad laboral por diagnóstico de chikungunya, un tercio de los aproximadamente 120 mil trabajadores permanentes asegurados en la entidad.

Mientras, la Dirección de Epidemiología de la Secretaría de Salud (Ssa) federal reportaba hasta el 21 de noviembre pasado mil 658 casos confirmados, lo que ubica a la entidad en el primer lugar nacional en casos de chikungunya, aunque en otro reporte, del 12 de diciembre, Veracruz aparece en ese sitio, con mil 939 casos, contra mil 672 de Guerrero.

Raúl del Toro Arias, integrante del Centro de Investigación de Enfermedades Tropicales, explicó: A los médicos nos dijeron en una junta en Técpan que teníamos que efectuar exámenes de laboratorio para un diagnóstico preciso. Protestamos y mencionamos que cada uno costaba 400 pesos; el gobierno no tenía suficiente capacidad; estaba rebasado por la cantidad de enfermos, señaló.

Oficialmente no hay muertos por chikungunya en el país, pero Del Toro reveló que se registraron 17 muertes de personas mayores de 70 años provocadas por fiebre chikungunya en Santa Rosa, San Luis San Pedro y San Luis la Loma, municipio de Técpan.

El investigador calculó que en los primeros cuatro meses de 2015 siete de cada 10 habitantes de San Luis San Pedro y San Luis La Loma se contagiaron.

Las quejas se multiplicaron cuando se terminó paracetamol, pero las autoridades negaron la cifra de infectados con el argumento de que los casos no estaban certificados por un laboratorio.

Para no alarmar a la población ni al turismo, autoridades quisieron minimizar el problema diciendo que solamente había 16 casos en Costa Grande, criticó.

Supieron desde enero y callaron hasta marzo: docente de la UAG

La inacción llegó a tal grado que el 22 de abril pobladores de la comunidad de San Luis la Loma, en la Costa Grande, bloquearon la carretera federal Acapulco-Zihuatanejo durante una hora para exigir la presencia de autoridades y brigadas de salud.

La protesta permitió conseguir una ambulancia, pero la fumigación se limitó a poblados de más de 4 mil habitantes, mientras que comunidades pequeñas no se fumigaron, explicó.

Saúl López Silva, investigador de la Universidad Autónoma de Guerrero, señaló que la respuesta del sector salud no fue suficiente para contener la enfermedad. Basta multiplicar los más de 40 mil trabajadores incapacitados por el IMSS por al menos tres días de inactividad, de lo que resulta 120 mil días/hombre perdidos.

Desde la primera semana de enero se confirmó la presencia molecular del chikungunya en Juchitán, Guerrero, en la Costa Chica, pero se lo callaron hasta febrero y marzo.

El docente reveló que se aplicó una encuesta entre más de 2 mil 100 núcleos familiares –más de 9 mil personas– y la tasa de autorreporte de la enfermedad fue de 51 por ciento.

“La fuerza estadística te hace pensar que en Acapulco más de 500 mil personas sufrieron en algún momento esta enfermedad, si se toma en cuenta que en el puerto viven casi un millón de habitantes.

Evidentemente hay un número importante de fallecimientos. Se requiere un abordaje metodológico serio; se trata de una infección que desencadena diversas complicaciones que llevan a la falla múltiple y a la muerte. No es la causa primaria, pero sí el factor desencadenante, explicó López Silva.

El porcentaje de personas que desarrollan afecciones reumáticas crónicas por el chikungunya es altísimo y prácticamente no hay información sobre las secuelas que sufren los pacientes aun meses después de sanar.

Era imposible detenerlo

Rufino Silva Domínguez, director de Epidemiología de la Secretaría de Salud estatal, sostuvo que el chikungunya está siendo contenido y que su rápida expansión se debió a quese trata de un virus nuevo, virgen, contra el cual las personas no poseen defensas.

Era imposible detenerlo justificó Pablo Kuri, subsecretario de Salud federal, mientras el director nacional del Programa de Enfermedades Transmitidas por Vectores, Gustavo Sánchez Tejeda, argumentó:Guerrero, como todo el sur y el sureste del país, tiene un clima muy favorable para la transmisión.

Otro factor que favorece la propagación, específicamente en Acapulco, es la falta de agua, pues pobladores la almacenan en tanques, donde se reproduce el mosquito.

El titular de Salud estatal, Carlos de la Peña Pintos, quien inició su gestión el pasado 27 de octubre, indicó que la dependencia enfrenta un déficit de 5 mil millones de pesos y tiene 3 mil 200 trabajadores. Estamos en un verdadero aprieto financiero, sostiene.