Cano
“Jorge Cano logró que la danza se tomara en serio para los varones”
12 octubre, 2015
carne
ONG: se vende en México carne de caballo no apta para humanos
12 octubre, 2015

Huyen casi 100 personas de los ataques de marinos en Tamazula

Tamazula

Pobladores desplazados de Tamazula, Sinaloa, por una incursión de la Armada de México, ven pasar un vehículo con soldados en el municipio de Cosalá, donde se refugiaron. Foto Javier Valdez

Tamazula


Pobladores desplazados de Tamazula, Sinaloa, por una incursión de la Armada de México, ven pasar un vehículo con soldados en el municipio de Cosalá, donde se refugiaron. Foto Javier Valdez

Por Javier Valdez Cárdenas, corresponsal

Culiacán, Sin.

Unas 43 personas, niños, mujeres y hombres, salieron alrededor de las 18 horas del sábado de la comunidad El Verano, en el municipio de Tamazula, para refugiarse en el municipio de Cosalá, luego de permanecer en el monte o escondidos en sus viviendas por las redadas realizadas por la Marina en esa zona serrana, limítrofe con Sinaloa y Durango.

Los desplazados, que se suman a otros 50 procedentes de unas ocho comunidades cercanas, fueron apoyados por dirigentes de la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos en Sinaloa (CDDHS), quienes gestionaron ante personal de la Armada de México para que les permitieran trasladarse a la citada ciudad, adonde llegaron luego de casi cinco horas y media.

El desplazamiento fue apoyado por autoridades municipales de Tamazula y Cosalá, y activistas. El presidente de la CDDHS, Leonel Aguirre Meza, y Óscar Loza Ochoa, acudieron acompañados por el síndico procurador, Juan José Maclovio Gonzáles, y el secretario del ayuntamiento, Eduardo Mejía.

En El Verano se constató que al menos una de las viviendas fue baleada por marinos en un ataque por tierra y aire con naves artilladas, que empezó el martes y continuó hasta el sábado. Los pobladores permanecieron alrededor de cuatro días encerrados en sus casas, y los mismos marinos les advertían que si salían podían confundirlos con delincuentes y les dispararían.

Los desplazados indicaron que les dispararon desde un helicóptero negro, con un rotulo que decía Marina, y posteriormente llegaron otros elementos por tierra.

Alrededor de la medianoche del sábado los expulsados arribaron a Cosalá, donde fueron recibidos por familiares.