Enfrentamiento frente a Palacio Nacional
21 noviembre, 2014
violencia desaparición propuesta de reparación enfrentamientos Cuajinicuilapa , pensiones ,
La Casa Blanca, un moche que se dio a Peña, dice AMLO
21 noviembre, 2014

Impide la policía bloqueo al AICM

Emir Olivares, César Arellano y Mirna Servín

Quince jóvenes fueron detenidos por agentes de la la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal, luego de que lanzaron bombas molotov contra personal de la Policía Auxiliar sobre la calzada Zaragoza a un grupo de uniformados de la Policia Auxiliar. Los manifestantes fueron capturados frente a la vivienda número 30 de la calle Aviación Militar ■ Foto Alfredo Domínguez

En la cuarta Jornada de Acción Global por Ayotzinapa un grupo de manifestantes se enfrentó con granaderos de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF) en las inmediaciones del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, con saldo oficial de 16 jóvenes detenidos, entre ellos una mujer y un menor de edad, y varios policías heridos; uno fue hospitalizado.
La zacapela ocurrió después del mediodía en el cruce de Circuito Interior y Calzada Zaragoza, en la colonia Federal.
Aproximadamente cien jóvenes –la mayoría con el rostro cubierto con máscaras, paliacates y capuchas negras– se reunieron cerca de las 11 horas en las inmediaciones de la estación del Metro Oceanía para marchar hacia el aeropuerto capitalino y detuvieron la circulación vehicular.
A partir de ese momento las cámaras de seguridad de la ciudad detectaron que algunos manifestantes llevaban palos y distintos objetos que usarían como proyectiles.
Sin embargo, más de 300 policías de la SSPDF les impidieron avanzar hacia el aeropuerto.
Mientras algunos grupos de estudiantes se retiraron del lugar, los jóvenes con el rostro cubierto permanecieron en las inmediaciones y después caminaron sobre Circuito Interior hacia la estación del Metro Bulevar Puerto Aéreo.
Al ver que comenzaban a llegar granaderos se replegaron y comenzó el enfrentamiento. Los jóvenes lanzaron petardos, piedras y cócteles molotov contra los uniformados, quienes respondieron regresando los proyectiles que encontraban a su paso.
Se vivieron momentos de tensión. La policía detuvo a dos manifestantes y los golpeó. Asimismo, varios agentes resultaron lesionados. A uno le estalló cerca un cóctel molotov y se incineró su uniforme. Sus compañeros apagaron el fuego. Algunos reporteros y fotógrafos también sufrieron lesiones.
Al verse superados en número, los jóvenes corrieron hacia la colonia Federal, mientras los granaderos los seguían de cerca. En su huida, los manifestantes prendieron fuego a dos patrullas de la policía judicial que estaban estacionadas en la zona.
Tras varios minutos de persecución, los policías encapsularon a unos 70 manifestantes en la calle Aviación Militar.
Para evitar la detención, los jóvenes entrelazaran los brazos, al tiempo que el Colectivo Marabunta, que se dedica a brindar apoyo paramédico y de derechos humanos, formó una cadena alrededor de los manifestantes para evitar detenciones.
Cuando el Colectivo Marabunta dialogaba con los policías la posibilidad de que dejara ir a los manifestantes, el jefe de sector recibió una orden y los granaderos se lanzaron contra los jóvenes
–quienes ya se habían despojado de las capuchas– y realizaron detenciones “selectivas”.
Ante la resistencia de quienes eran capturados, los uniformados usaron la fuerza, y mediante golpes y puntapiés lograron detenerlos. Oficialmente se dijo que hubo 13 aprehendidos, aunque los manifestantes hablaron de 30.
Luego de las detenciones, los policías escoltaron a los jóvenes desde la calzada Zaragoza hasta la avenida Fray Servando Teresa de Mier para evitar que se movieran en otro sentido. Los manifestantes caminaron juntos y formaron un cerco para evitar infiltraciones. Vecinos de la zona rechazaron el modo en que los uniformados escoltaban a los muchachos y gritaban: “¡Suéltenlos, suéltenlos!”
Las autoridades policiacas confirmaron que se abrirá una averiguación previa por la quema de dos patrullas de la procuraduría capitalina por los manifestantes.