Por la violencia, se dispara cifra de ‘ninis’ en México
20 enero, 2016
Pakistán: Aumentan asesinatos de mujeres por "honor"
Ataque talibán a universidad en Pakistán deja 21 muertos
20 enero, 2016

Impiden visita conyugal a Emma Coronel; no está en registros como su esposa

Temo por vida de 'El Chapo', dice su esposa en entrevista

Presentación a los medios de Joaquín 'El Chapo' Guzmán tras su recaptura, el pasado 8 de enero. Foto Alfredo Domínguez

Por Gustavo Castillo García

Las autoridades penitenciarias impidieron la visita conyugal o familiar de Emma Coronel a Joaquín El Chapo Guzmán Loera, porque en los registros del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social aparece que el capo está casado con otra mujer.

Funcionarios que participan en el gabinete de seguridad nacional señalaron que entre las personas que legalmente están aceptadas para reunirse con el ex líder del cártel de Sinaloa se encuentra Alejandrina María Salazar Hernández, madre de tres hijos de El Chapo Guzmán, de nombres César, Iván Archivaldo y Jesús Alfredo.

‘‘Las medidas de seguridad y la aplicación tajante del reglamento de los Ceferesos obliga a que solamente quienes acrediten que son familiares de un interno puedan ingresar. En este caso, para que Emma Coronel pueda visitar a Guzmán Loera se requiere que él se divorcie y acredite su unión legal con ella’’, señalaron las autoridades.

De acuerdo con la información recabada, este tipo de acciones se han realizado para evitar que ingresen al Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) número 1, Altiplano, personas que no puedan acreditar parentesco con el capo reaprehendido, y esto se ha extendido a sus representantes legales.

Los entrevistados señalaron que la aplicación de los reglamentos penitenciarios obligará a que Guzmán Loera designe coordinadores legales para que sus casos sean tratados de manera temática: extradición, lavado de dinero y narcotráfico.

Las autoridades de la Comisión Nacional de Seguridad evitarán que ingresen más de cinco abogados a visitar a El Chapo, y desde su detención –el pasado 8 de enero– solamente están registrados como sus defensores José Refugio Rodríguez Núñez, Cinthia Castillo Castillo, Carlos Castillo Castillo, Alejandro Granados y Jorge Olmos Fuentes.

Los primeros tres han estado defendiendo a Guzmán Loera en los dos juicios de extradición que se le han iniciado a partir de solicitudes del gobierno de Estados Unidos.

Ayer, Eduardo Guerrero, titular del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social, negó que el abogado José Luis González Meza –quien ha señalado que el capo ha sido objeto de tratos crueles en el Cefereso número 1– haya sido autorizado como asesor legal por el reo. ‘‘No lo tenemos registrado, ni aparece en ningún juicio de amparo’’.

El funcionario dijo en una entrevista radiofónica: ‘‘No tengo idea en dónde (Guzmán Loera) haya firmado (un juicio de amparo), si no lo ha podido ver; él mismo (González Meza) declaró que no ha podido verlo; entonces tendrían que preguntar en dónde se lo firmó’’.

Eduardo Guerrero dio a conocer que ‘‘uno de los protocolos que tenemos con los objetivos prioritarios –como Guzmán Loera– es que tenemos que cuidarlos de algún tipo de amenaza que se pudiera presentar; es parte de un protocolo en el que un binomio K-9 pruebe la comida, y luego se le sirve a él, buscando que la comida no esté envenenada.

‘‘Tenemos que salvaguardar la vida de esta persona, cuidarlo de otras personas que pudieran hacerle daño y cuidarlo de él mismo. Entonces es parte de un protocolo de seguridad que tenemos’’.

Interrogado sobre si Joaquín Guzmán Loera está incomunicado, el funcionario dijo: ‘‘Por el contrario, estamos cuidándolo con este tipo de estrategias; no está incomunicado, eso es totalmente falso’’.