Dilma
Dinero: PRD: el embarradero
7 noviembre, 2014
Astillero, Pacto por México
Astillero: Tiempo agotado
7 noviembre, 2014

Reciben diputados la iniciativa de Peña que reforma la Ley de Obras Públicas

iniciativa el desarrollo científico posiciones diputados, desaparición forzada

Roberto Garduño y Enrique Méndez

La Cámara de Diputados recibió y turnó a comisiones la iniciativa presidencial que reforma la Ley de Obras Públicas, con la que se busca simplificar el marco que regula el mercado de la infraestructura, reducir conflictos y agilizar la asignación de contratos, esto último mediante el uso obligatorio de la red Compranet.
La iniciativa, que fue anunciada el pasado martes por el Ejecutivo, plantea que el desarrollo de infraestructura requiere fortalecer y simplificar el marco jurídico que regula la obra pública, y por ello plantea considerar nuevas figuras para el otorgamiento de contratos.
Por ejemplo, incluye el denominado análisis comparativo del costo de ciclo de vida, esto es, un examen técnico, económico y financiero complementario al análisis costo-beneficio previsto en la Ley Federal de Presupuesto.
‘‘Dicha figura tiene por objeto permitir a las dependencias y entidades realizar una evaluación entre proposiciones para seleccionar la que represente el menor costo a valor presente, durante el tiempo de ejecución y operación de la obra, considerando la vida útil y su mantenimiento’’, explica el proyecto presidencial.
Además, ello permitiría estimar la evolución de los ingresos y gastos que generará una obra, con lo que se pretende reducir costos y realizar un ejercicio más eficiente de los recursos públicos, señala.
También se plantea la denominación de proyecto de magnitud o avance relevante para obras con un costo superior a 5 mil millones de pesos, debido a que en la legislación actual no existe una regla que defina cuándo un programa de infraestructura puede ser considerado ‘‘megaproyecto’’.
La iniciativa presidencial explica que ese tipo de proyectos son tecnológicamente avanzados y buscan diseñar o construir sistemas complejos, lo que genera un componente de alto riesgo que muchas veces es difícil gestionar, supervisar y coordinar, e involucran multiplicidad de partes y un presupuesto significativo.
Con la reforma, añade, el gobierno federal podrá clasificar y sujetar los ‘‘megaproyectos’’ a una gestión y evaluación especializada, a partir de su complejidad técnica o el impacto en la administración pública y la sociedad, o bien si la inversión rebasa 5 mil millones.
En el caso del uso de Compranet, el documento afirma que será la principal herramienta para la presentación de propuestas en contratos competidos.
Esto es, los concursantes de una obra deberán presentar sus propuestas a través de Internet, excepto en los casos que –reconoce– sea imposible debido a la falta de conectividad.
Con ello se quiere aminorar los costos para los participantes, especialmente en los gastos de traslado para la presentación y apertura de propuestas, y se prevé realizar sólo dos juntas de aclaraciones para resolver dudas y no prolongar así de manera indefinida un proceso de contratación.