Salmerón desecha tajante la versión oficial de la Revolución Mexicana
11 Mayo, 2015
San Quintín: exigen renuncia del gobernador de Baja California (videos)
11 Mayo, 2015

Investiga el Seguro Social posible mal manejo de lote de vacunas en Chiapas

Investiga el Seguro Social posible mal manejo de lote de vacunas en Chiapas

Es muy baja la probabilidad de que las vacunas sean la causa de las complicaciones de salud. Foto Cuartoscuro / Archivo

Ángeles Cruz Martínez

Es muy baja la probabilidad de que las vacunas sean la causa de las complicaciones de salud (falla pulmonar y hepática) que presentaron 31 niños en Chiapas. El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) no ha podido determinar el origen del problema que causó la muerte de dos pequeños, pues, entre otros, se están realizando estudios de laboratorio que requieren entre 24 y 48 horas para tener resultados.

Un factor que pudo provocar lasreacciones en los niños es la contaminación de los frascos con alguna bacteria por mal manejo en la unidad de salud. Esto se podrá confirmar con los análisis e indagatorias que están en curso.

El IMSS informó anoche que, como parte de la pesquisa, se identificó que los 31 bebés afectados tienen en común, en cuanto a las vacunas que les fueron aplicadas, que todos recibieron la de hepatitis B. Por ello la suspensión temporal de la inmunización se limita a los lotes del producto que se están en el municipio de Simojovel, Chiapas, de donde son originarios los pacientes. Es decir, el resto de las vacunas que integran el programa universal se pueden aplicar de manera normal en todo el país. Con ello el instituto revirtió su decisión del pasado sábado de interrumpir a nivel nacional la vacunación de hepatitis, tuberculosis (BCG) y rotavirus.

Indicó que de los 29 niños que siguen hospitalizados, 23 se encuentran estables y seis graves. Todos están en el Centro Médico Chiapas nos Une Doctor Gilberto Gómez Maza, dependiente de la Secretaría de Salud (Ssa). Este hospital cuenta con 180 camas y se le considera el más grande del sureste del país.

Expertos consultados aseguran que, entre otros datos, se debe saber el total de niños que recibieron las inmunizaciones y si hay algunos que aun sin haber sido vacunados también presentaron síntomas. Esto se ha complicado un poco, pues el personal de Salud no logra ingresar a algunas localidades.

Desde temprana hora de ayer, se reunieron directivos del IMSS en la ciudad de México para revisar la situación de los niños y el avance en las investigaciones. Se determinó que la información oficial provendrá únicamente del Seguro Social, aunque también participa en las indagatorias la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y diversas áreas de la Ssa.

Por la tarde, el director del Seguro Social, José Antonio González Anaya, estuvo en Chiapas. Él y el gobernador Manuel Velasco visitaron a cada paciente y luego se reunieron con los familiares, con quienes se comprometieron a brindar la mejor atención a sus hijos.

En la Ssa se anticipó –y especialistas coincidieron– que por deficiencias en el almacenaje y manejo de las vacunas éstas se pudieron haber contaminado con alguna bacteria; o bien, que el personal de salud incumplió con una buena práctica médica para asegurar la higiene en la aplicación de los biológicos. Se ha mencionado el uso de las jeringas, por ejemplo.

Esto, sin embargo, se debe confirmar con una investigación rigurosa que incluya los elementos mencionados y otros como reunir a todos los niños que acudieron a la unidad médica de IMSS-Prospera en la comunidad La Pimienta, municipio de Simojovel, y determinar los servicios que recibieron, así como identificar los lotes de las vacunas, fechas de caducidad, laboratorios fabricantes y tiempo que llevaban almacenadas.

La contaminación de los frascos de vacunas con alguna bacteria o algún otro agente es una de las hipótesis que manejan las autoridades. Explicaría en parte las complicaciones en los niños, sobre todo de los que murieron y los que se encuentran graves.

Es relevante para funcionarios de la Ssa y expertos el tiempo que al parecer transcurrió entre la vacunación y la aparición de los síntomas, entre siete y 14 horas.

Mientras se indaga, otros especialistas resaltaron la importancia de que se mantenga la credibilidad del programa de vacunación universal, sin el cual no habría sido posible salvar millones de vidas de personas, ni evitar discapacidades por poliomielitis, por ejemplo.