México quiere interrogar a Sean Penn por entrevista a ‘El Chapo’
10 enero, 2016
Se reúne Parlamento de Egipto por primera vez en tres años
10 enero, 2016

José Mireles pide perdón por crear autodefensas

Ernesto Martínez

Morelia, Mich.

El ex líder de grupos de autodefensa José Manuel Mireles Valverde se disculpó con el gobierno mexicano y con sus instituciones por haberles faltado el respeto con palabras, por haberlos ofendido con sus omisiones y acciones de desobediencia civil y por haber alterado el orden político y social del estado de Michoacán.

En un mensaje de Año Nuevo, pidió perdón por haber interpretado la Constitución y sus leyes a su manera, pues yo no sé leer ni escribir sólo sé deletrear, y a sus hijos por haberlos abandonado a la deriva, al tratar de resolver un problema que compete a los órganos del gobierno.

Mireles se levantó en armas en el municipio de Tepalcatepec el 24 de febrero de 2013 contra el cártel de Los caballeros templarios que asolaba a esa región de la Tierra Caliente con secuestros, homicidios, extorsiones y violaciones, y se encuentra en el penal federal 12 de Hermosillo, Sonora, desde junio de 2014.

A todos los hermanos autodefensas y sus familias, les deseo paz, tranquilidad y bienestar, ahora y siempre, y les pido perdón por haberlos involucrado en un sentimiento onírico para alcanzar la justicia que nuestros pueblos necesitan para la paz, la autosuficiencia y la prosperidad, subrayó el ex líder de autodefensas.

José Manuel Mireles dijo que ha decidido estar en paz con Dios, sus gobernantes, autodefensas, lo que le queda de su familia y con el pueblo. Perdí a mi esposa, mi ganado y no quiero perder a mis hijos, sostuvo. También se disculpó con su padre porque lo abandonó a sus 83 años. Perdón por haberte desobedecido cuando fueron a pedir ayuda para que creara un grupo de autodefensas.

Pide liberar a compañeros

Agradeció a los líderes sociales el apoyo brindado durante el tiempo que ha estado preso y asumió su responsabilidad histórica; no obstante, demandó al gobierno federal la liberación de los autodefensas que continúan presos tanto en Guerrero como en Michoacán. Ellos, dijo, se sumaron a una lucha sin mayor conocimiento de causa, abandonando a su suerte a sus familias, cuando la mayoría de ellos viven como jornaleros agrícolas, cortadores de limón, mango, caña y aguacate.

En su mayoría son jóvenes, padres de familia, pobres y humildes, son el único sostén que sus hijos tienen, sostuvo, y pidió a los señores de la ley y de la justicia que como acto de buena fe y de amor a la patria, les otorguen la libertad a todos.