Venderá México información de aguas profundas
22 agosto, 2015
guatemala
Detienen a la ex vicepresidenta de Guatemala Roxana Baldetti
22 agosto, 2015

La construcción de dos edificios crea un conflicto entre vecinos

De la Redacción

El conflicto que desde hace varios meses protagonizan vecinos de la zona de Polanco y la inmobiliaria Abilia, propiedad de la empresaria María Asunción Aramburuzabala, por la construcción de dos torres de 30 metros de altura en Rubén Darío número 225 está pendiente de resolver en tribunales, ya que a petición de los vecinos de la demarcación, el Gobierno del Distrito Federal comenzó un juicio de lesividad.

A través de ese recurso, interpuesto en el Tribunal de lo Contencioso Administrativo del Distrito Federal, se busca anular las autorizaciones dadas a la empresa Abilia para la construcción de ese conjunto habitacional, que a juicio de los vecinos de Polanco constituye una amenaza a la movilidad, el medio ambiente y el aprovisionamiento de servicios.

Tan sólo durante los trabajos de acondicionamiento del terreno, la constructora derribó ilegalmente casi 200 árboles, algunos de ellos con más de 300 años de antigüedad, advierten los representantes de los 10 comités ciudadanos de la zona, en carta dirigida al tribunal contencioso.

En el escrito, los representantes de Lomas de Chapultepec, Rincón del Bosque, Chapultepec Polanco, Los Morales sección Palmas, Del Bosque, Polanco Reforma, Chapultepec Morales, Palmitas Polanco, Los Morales y Los Morales sección Alameda piden al tribunal que lleva el juicio de lesividad, tomar en cuenta su opinión como representantes de una comunidad grande que busca defender una zona de alto valor histórico y económico de nuestra ciudad.

Aluden a violaciones reiteradas a reglamentos y a la normativa en que ha incurrido la inmobiliaria.

Desde principio de año, los integrantes del Comité Ciudadano 2013-2016 de Bosques de Chapultepec Polanco enviaron varios escritos a diversas instancias del Gobierno del Distrito Federal, entre ellas a la Secretaría de Vivienda y Desarrollo Urbano, en los que exponen su oposición a que se edifiquen las dos torres de 30 metros. En un escrito del pasado 16 de febrero, firmado por Gabriela Torres Ramírez, coordinadora interna, se señalan lo que consideran anomalías:

Violaciones al Plan Parcial de Desarrollo Urbano de Polanco, datos generales de construcción distintos, ya que a veces se mencionan 122 departamentos y otras 134; se indican indistintamente 563, 755, 1028 y 1060 cajones de estacionamiento.

La empresaria María Asunción Aramburuzabala es propietaria de la inmobiliaria AbiliaFoto Marco Peláez

La empresaria María Asunción Aramburuzabala es propietaria de la inmobiliaria AbiliaFoto Marco Peláez

La opinión favorable de Protección Civil se otorgó considerando un proyecto de 536 cajones de estacionamiento y no 1028, por lo que es ilegal, igual que el dictamen técnico en materia de área de conservación patrimonial, ya que se emitió con base en un proyecto distinto al que pretende desarrollar la inmobiliaria de 134 departamentos, cuatro sótanos y 108 metros de altura, indican.

Al respecto, el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, negó ayer que su administración tenga algo que ver con el problema y señaló que son los tribunales los que deben llegar al fondo de este conflicto. Yo he sido claro; ya están ahí las denuncias presentadas en la procuraduría, tienen que analizarse integralmente y hay que esperar la resolución del tribunal, si éste dice que todo el procedimiento que se ha seguido es apegado a derecho, pues así será, explicó.

–¿Deslinda al gobierno de este caso? –se le preguntó.

–Totalmente –respondió.

Un grupo de vecinos se ha quejado de que son objeto de presiones por abogados de la inmobiliaria de Aramburuzabala, después de que comenzó el juicio de lesividad.

La empresa Televisa emitió incluso un comunicado ayer, en el que advierte que el conflicto vecinal de Rubén Darío 225 ha carecido de interés periodístico para sus espacios noticiosos. Se trata de un tema entre particulares que se encuentra pendiente de resolución en tribunales del Distrito Federal, ello a raíz de la publicación de denuncias de Aramburuzabala contra representantes vecinales, entre ellas la esposa del periodista Joaquín López Dóriga.

A éste lo acusan de utilizar su influencia para detener la obra. En su comunicado, Televisa señala: Este tema no ha sido tratado en nuestros espacios informativos, ni en el que conduce Joaquín López Dóriga ni en ningún otro. Noticieros Televisa confía plenamente en el profesionalismo de López Dóriga y le reitera su respaldo.

En su cuenta de Twitter, Joaquín López Dóriga rechazó haber litigado el conflicto contra el negocio de la señora Aramburuzabala.

(Con información de Gabriela Romero)