Plantean abrir más espacios a los jóvenes para su plena realización
10 diciembre, 2014
violencia desaparición propuesta de reparación enfrentamientos Cuajinicuilapa , pensiones ,
Exige Cuba que EU la excluya de la lista de patrocinadores de terrorismo
10 diciembre, 2014

La crítica situación en AL, por no invertir en competencias e innovación: Gurría

violencia desaparición propuesta de reparación enfrentamientos Cuajinicuilapa , pensiones ,

Blanche Petrich, Rosa Elvira Vargas y Luz María Rivera

Boca del Río, Ver. José Ángel Gurría, secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), dibujó el pesimista escenario que enfrentan las economías latinoamericanas como “el coletazo” de un periodo de bonanza en el que los países de la región “no aprovecharon el tiempo” ni invirtieron lo suficiente en los rubros de educación, competencias e innovación.
La presidenta de Chile, Michelle Bachelet –por cierto, único país de la región con niveles de cobertura educativa similares a los de países de la OCDE–, señaló que en el periodo en que el crecimiento latinoamericano fue en ascenso “se ocultaron problemas estructurales” en las políticas educativas y formativas.
El dato que debe preocupar en este terreno, sostuvo la presidenta chilena, es la desigualdad: mejor educación y más acceso a una minoría con poder económico y la exclusión a los sectores populares. “Tenemos que nivelar la cancha”, recomendó.
Andrea Bárcena, secretaria general de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), quien participó en la elaboración del estudio Perspectivas económicas de América Latina 2015, educación, competencias e innovación para el desarrollo, ofreció como ejemplo algunas cifras de la desigualdad. En nuestros países, los jóvenes que acceden a la educación secundaria son 55 por ciento de niveles económicos altos y sólo 20 por ciento de perfil económico bajo. Otro dato: los alumnos de 15 y 16 años de escuelas latinoamericanas tienen un atraso de dos años frente a los promedios de los países de la OCDE.
Citó también que mientras en los países de la OCDE la reserva de capital de innovación representa 30 por ciento del PIB, en América Latina es de sólo 13 por ciento.
Todos los asistentes lamentaron que los indicadores que señalan que Latinoamérica es la región más desigual del mundo, no se han movido para aminorar la situación. Bárcena hizo un llamado a “cambiar la cultura de privilegios” y el desarrollo de una cultura fiscal. Destacó que las economías nórdicas, que poseen los mayores niveles en innovación y competencias, son también los más solidarios e igualitarios.
A la presentación del estudio asistieron representantes de la OCDE, la Cepal y el Banco de Desarrollo, además de los presidentes Juan Manuel Santos, de Colombia, y Michelle Bachelet.
Tanto la sesión plenaria como el informe que se presentó durante la 24 Cumbre Iberoamericana, elaborado por la Cepal, el Banco de Desarrollo y la OCDE, se centraron en este debate.
Pero fue el presidente de Uruguay, José Mujica, quien desmitificó el tema al cuestionar la feroz desigualdad que se genera porque sólo el mercado controla la innovación y el conocimiento y propuso, como “la mayor innovación posible”, el regreso a los valores republicanos en los gobiernos.
Pepe, sin duda el más popular de los mandatarios que asisten a la 24 Cumbre Iberoamericana, habló del tema en la última sesión plenaria del encuentro. Recordó que los países que en los años cuarenta eran punteros en innovación y tecnología fueron Alemania y Japón. “Y ya ven lo que pasó”.
Antes, Santos criticó que en Latinoamérica hay una tendencia a preferir la educación universitaria por encima de la técnica y la tecnológica, “no lo más adecuado a nuestras necesidades”. Incluso lamentó que se estudien ciencias sociales “a expensas de otros estudios que necesitamos más”.
El uruguayo rompió con la uniformidad tecnocrática. Apuntó que la innovación, hija de la necesidad, como lo fue la herradura, la vela de navegación y la agricultura, también sirve a la guerra, y puede generar una feroz desigualdad.
“La innovación, el conocimiento y la educación, aislados, por sí solos pueden generar mucha riqueza, pero los hechos no necesariamente demuestran que generan felicidad.”
No faltó un instante de humor e irreverencia, cuando catalogó como “una de las peores innovaciones” a los teléfonos celulares con cámara, que le hacen perder horas posando para las selfies de sus admiradores. Y propuso como una gigantesca innovación de nuestra época “la vuelta a los valores de la república, a la idea de que los hombres y las mujeres somos esencialmente iguales”.

Declaración de Veracruz
Al final, los acuerdos suscritos en la Declaración de Veracruz son sobre estas temáticas. Los 22 gobiernos que integran el foro convinieron en crear una alianza para la movilidad académica, que beneficiaría a 200 mil estudiantes en cinco años; el programa Pablo Neruda para posgrados; el Paulo Freire, para estudiantes de pedagogía. El Banco Santander comprometió una inversión de casi mil millones de dólares en estos proyectos.
Además, se relanzará el Programa Iberoamericano de Alfabetización para el periodo 2015-2021, una agenda digital cultural, un canal satelital para la difusión de contenidos y una biblioteca digital.

JSL
JSL