telemex
Si bien Telmex y América Móvil están bajo presión, seguirán como líderes del mercado
2 septiembre, 2015
colores
Los colores nacen en el cerebro, que interpreta las ondas de la luz
2 septiembre, 2015

La defensa de la libertad de expresión, eje del primer congreso de moneros

moneros

Manjarrez, Ángel Boligán, Sandra Lorenzano y Jesús González BarajasFoto Arturo Lamadrid

La defensa de la libertad de expresión y del humor, entendido como medicina del alma, es el objetivo central del primer Congreso de Cartón Político, Ilustradores y Dibujantes, Filo 2015, cuyo programa comprende talleres, exposiciones y confrencias magistrales, que se realizarán hasta el 5 de septiembre.

El Centro Histórico ofrecerá en tres sedes humor, reflexión e imaginación de especialistas en dar su opinión gráfica sobre el acaecer político en varios países. Participan 64 moneros de Francia, Argentina, Cuba, Colombia, Ecuador, España, Venezuela, Brasil, Nicaragua, Portugal, Estados Unidos, Perú y México.

En conferencia de prensa, la vicerrectora de Investigación y Proyectos Creativos de la Universidad del Claustro de Sor Juana, Sandra Lorenzano, informó que se efectuará un homenaje y exposición con dibujos de Ahumada, Abel Quezada, Ernesto Chango García Cabral y Miguel Covarrubias. Habrá una muestra colectiva de Cartón Club, instancia organizadora, y se proyectará el documental Caricaturistes Fantassins de la Democratie, selección oficial del Festival de Cannes 2015, filme de Stephanie Valloato. Las sedes son la Universidad del Claustro de Sor Juana y los museos de la Ciudad de México y de Arte Popular.

Lo más destacado del ambiente

Serán 14 conferencias y 25 mesas de análisis. Participarán Rius, Boligán, Helguera, Rayma, Omar, Laz, Darío, Helioflores, Naranjo, Patricio, Lauzan, Nani, Garincha, Martirena, Cintia Bolio, Chubasco, Frika, Hernández, Rocha, Magú, Kemchs, Rapé, Trino y El Fisgón, entre otros.

Vendrán Plantú, de Francia, director de Cartoon for Peace; Rayma, Venezuela; Antonio Antunes, de Portugal, director de World Press Cartoon; Ares, de Cuba; Bonil, de Ecuador, quien fue acusado por su trabajo por el presidente de su país. El monero ganó la demanda.

Antonio Antunes dijo: “Este encuentro es importante porque reúne artistas de varios países. Es relevante para nuestra profesión que se pueda discutir en conjunto sobre la problemática de los medios impresos. El desarrollo de la tecnología ha ocasionado que los moneros en periódicos y revistas sean ahora débiles como gremio. Hasta ahora, Internet no ofrece un alternativa profesional. Si se reproducen en ese medio no hay una manera de cobrar. Ahora somos más pobres.

“Es bueno que haya surgido acá el Cartonclub, que es una forma de que aglutinen los dibujantes. Ahora es necesario saber cómo y por qué conservar los originales. En general, los dibujantes estamos mal pagados y no nos dan regalías. Es necesario que quienes nos dedicamos a esto no tengamos sólo una profesión, sino dos, para poder pagar la renta al final del mes.

“Hay problemas, a veces, por el contenido de los cartones. Yo he tenido dos: uno con un presidente de la República y otros con mucha gente por un trabajo sobre el papa Juan Pablo II, quien hizo unas declaraciones sobre el uso del preservativo, y yo lo dibujé y le puse un preservativo en la nariz. Fue un escándalo entre los portugueses. Quisieron hacer algo y juntar un millón de firmas, pero sólo consiguieron 28 mil. Hay que entender que Portugal vivió una dictadura y tiene una tradición católica muy fuerte. Nunca nadie había criticado la figura del Papa.

En Francia todos los días se meten con la Iglesia y no hay problema. Hay que ver la circunstancia de cada país en cada momento. No me hicieron nada. Por mi dibujo y la reacción hoy se puede hablar sobre sexualidad de manera más abierta. Esto es motivo de orgullo para mí. Yo comencé de niño.

Angel Boligán, uno de los fundadores de Cartonclub, explicó que esta instancia es la primera agencia latinoamericana de caricaturistas. Agrupa a los principales caricaturistas del continente. Comercializamos y proyectamos la obra de ellos. Los moneros siempre hemos trabajado en solitario. Ahora hacemos la caricatura, la enviamos porcorreo electrónico y no sabemos más qué pasa. Un músico acaba de tocar y le apluden, pero a nosotros no. No pasa nada. En este congreso vamos a hacer planes de proyección con la pluma, con el filo de nuestro lápiz. Ahora no sólo vamos a dibujar, sino a hablar, en talleres en los que estaremos con los nuevos valores.

Un tema a debatir es qué hacer ante el cambio tecnológico. “Es un beneficio en cuanto a la libertad de expresión, porque si un diario no publica mi caricatura, la subo a las redes sociales, sin censura alguna. Hemos ganado inmediatez; nuestros cartones le pueden dar la vuelta al mundo en segundos. Esto tiene el problema de que no ganamos dinero. La exclusividad depende de cada autor. Los caricaturistas que conozco no bajan la cabeza, pero hay muchos caricaturistas que viven del chayo (embute). Es cada vez más fácil saber quienes están pagados por ciertas instituciones. Yo no uso palabras, diálogos. Todo es como una metáfora”.

Manjarrez, director de Cartonclub, afirmó: Este encuentro es una locura muy agradable. En nuestra agencia ya somos un montón de banda. Al aceptar ser director planteé que debíamos hacer un encuentro grande y salió esto, con el apoyo de muchos compañeros. México es un semillero de dibujantes y este club lo demuestra. Nuestro planteamiento principal es el de la defensa de la libertad de expresión.