Desalojan comunidades del oriente de Cuba por ‘Matthew’
4 octubre, 2016
Publicará Wikileaks nuevas filtraciones sobre las elecciones en EU
4 octubre, 2016

La Isla del Amor, en Alvarado, Veracruz, un gran basurero

Isla del Amor, en el municipio de Alvarado, Veracruz, se encuentra reducida a un tiradero de basura. Foto 'La Jornada'

Eirinet Gómez e Iraís Aguirre. corresponsal y ‘La Jornada Veracruz’

Xalapa, Ver.

Isla del Amor, localidad ubicada en el municipio de Alvarado y que en otros tiempos fue un lugar paradisiaco y nido del cangrejo azul, se encuentra reducida a un tiradero de basura: botellas de plástico, medicamentos caducos, bolsas de polietileno, aceite en botellas y palizada cubren sus playas.

Junto con San Juan de Ulúa, los manglares de Boca del Río y la Isla de Sacrificios, este es punto obligado para los turistas que visitan el Golfo de México, pero está abandonado. Es difícil caminar entre residuos y más aún sentarse en la arena a contemplar el mar.

Pese a los llamados de grupos ecologistas a emprender campañas de limpieza, las autoridades de Alvarado, responsables de la conservación del área, se muestran indiferentes.

Según un informe del Programa de Medio Ambiente de la Organización de Naciones Unidas de 2015, cada año cerca de 6.4 millones de toneladas de basura terminan en el mar. De ese total, se estima que 70 por ciento acaba en el fondo marino; 15 por ciento se mantiene en la columna de agua y el resto en las playas.

Las playas de la Isla del Amor están cubiertas de residuos higiénico-sanitarios, como hisopos, aplicadores de tampones y preservativos. También hay colillas de cigarrillos, bolsas y envases de plástico, latas y cartón.

En la Isla del Amor encontramos todo tipo de residuos: medicamentos caducos, aceite en botellas, bolsas de plástico, PET al por mayor. Nos impactó mucho que una playa tan icónica se encontrara en tales condiciones, dijo Sergio Armando González Ramírez, coordinador de Sea Shepherd Veracruz, que este fin de semana emprendió una campaña de limpieza de playas.

Sea Shepherd Veracruz es una organización no gubernamental de protección al medio ambiente que trabaja desde hace cuatro meses en la entidad, y en junio, julio y agosto inició acciones de protección del cangrejo azul.

Trajimos hembras a la Isla del Amor, porque es una playa que tiene entrada al estero y eso facilita a los cangrejos su desove y su regreso al mar. Cuando hicimos esa visita a la isla nos dimos cuenta del estado en que se encuentra, relató el activista.

Tras percatarse del grado de contaminación, los ambientalistas buscaron a las autoridades de Alvarado para tratar de que resolvieran el problema. Sin embargo, su llamado no fue atendido.

De todas las playas de la zona conurbada Veracruz-Boca del Río, que comprende desde Playa Norte hasta Antón Lizardo, la Isla del Amor destaca porque se ubica justo en la desembocadura del río Jamapa al mar.Donde se encuentran agua dulce y salada hay una alta biodiversidad. El sitio es lugar de desove del cangrejo azul, y se encuentra conectado a un manglar. Es un sitio muy rico, pero también muy impactado por el crecimiento urbano, explicó González Ramírez.

Sea Shepherd Veracruz, con el apoyo de un grupo de motociclistas y voluntarios, emprendió el pasado fin de semana una campaña de recolección de basura en la Isla del Amor.

En un área de 500 metros cuadrados, durante dos horas, cerca de 200 personas recogieron 68 grandes bolsas de basura.

“Esto tiene la clara intención de concientizar a la población. Mucha gente criticó a las autoridades por el incendio del buque Burgos, por el riesgo que significaba para el medio ambiente, y está bien, pero la gente también tiene que voltear a ver lo que hace todos los días, desde sus hogares”, subrayó.

“La basura en la Isla del Amor no la tiró el Burgos, no la tiró Pemex (Petróleos Mexicanos). La tiraron las personas. Y el impacto ambiental que genera es mayor y más constante que el escurrimiento de diésel del buque. Lo generamos todos y todos debemos combatirlo”, alertó.

Es labor de la Marina, responde el ayuntamiento

La Jornada buscó a las autoridades de Alvarado para conocer su postura. Únicamente respondieron que aunque la playa está dentro del territorio municipal, no les corresponde realizar labores de limpieza, sino a la Secretaría de Marina.

El procurador de Medio Ambiente del estado, Ulises Rodríguez, dijo que no podía dar información sobre el estado de la playa, pues ello corresponde al Sistema Nacional Parque Arrecifal Veracruzano.

En tanto, Olga Díaz Ordaz, presidenta de la Fundación Chalchi, comprometida con la conservación del medio ambiente, consideró que la situación en Isla del Amor es grave.Hay poco espacio que no esté cubierto por palizada o basura, apuntó.

Seguimos insistiendo con la Secretaría de Medio Ambiente en el control de los basureros a cielo abierto. En temporada de lluvias los ríos que atraviesan todos los municipios, desde el Pico de Orizaba hasta La Antigua, arrastran restos de animales, de árboles, fertilizantes y plásticos. La solución no es limpiar la playa, sino que todos los ayuntamientos de la zona de los ríos apliquen planes ambientales y de manejo de residuos y para impedir la tala, propuso.