anticastristas
Anticastristas, principales derrotados con el deshielo
19 septiembre, 2015
Morena
PAN y Morena, dispuestos a aceptar recorte a partidos, si bajan sueldos de alta burocracia
19 septiembre, 2015

La Seido aprehende a 13 ex funcionarios por la fuga de Joaquín El Chapo Guzmán

Chapo

Gustavo Castillo García

La Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido) detuvo a 13 ex funcionarios del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social (Oadprs), vinculados con la fuga del líder del cártel de Sinaloa, Joaquín El Chapo Guzmán Loera, entre los que se encuentran Celina Oseguera Parra, ex coordinadora nacional de los Centros Federales de Readaptación Social (Ceferesos), y Valentín Cárdenas Lerma, ex director del penal del Altiplano.

La Procuraduría General de la República (PGR) dio a conocer que detuvo y puso a disposición de jueces federales a 13 personas, relacionadas con la comisión del delito de evasión de Joaquín Guzmán Loera, interno en el Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) número 1, Altiplano, hasta julio pasado.

La dependencia señaló que “como resultado de la averiguación previa iniciada por la Seido, se ejerció acción penal en contra de los inculpados, a quienes el juez de distrito de procesos penales federales libró la orden de aprehensión respectiva.

El mandamiento fue cumplimentado por elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) con el apoyo de la Policía Federal de la Comisión Nacional de Seguridad, quienes ingresaron a 11 varones en el Cefereso número 1, Altiplano, y a dos mujeres, en el Femenil de Tepic, Nayarit.

Los 13 detenidos son: Celina Oseguera Parra y Leonor García García, directora jurídica del Altiplano el día de la fuga y quien era la máxima autoridad del penal en el momento en que ocurrió la evasión. Valentín Cárdenas Lerma, ex director del Altiplano; Roberto Ruiz Bernal, Jaime Galindo Hernández, Oswaldo Gastón Veitia Rodríguez, Miguel Ángel Flores Mirafuentes, Agustín Jiménez Molina, Herminio González Albarrán, Miguel Ángel Cortés Carrillo, Erick Sorcia Martínez, Arturo Hernández Hernández y Reyes Amir Mota Carrillo son los otros implicados.

La PGR continuará con las investigaciones, a fin de poner a disposición de la autoridad jurisdiccional a todos aquellos que participaron o apoyaron en la fuga de Guzmán Loera.

La funcionaria de mayor nivel consignada hasta hoy es Celina Oseguera Parra, quien ha ocupado cargos como el de directora del Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) número 1, y a la cual en junio de 2014 el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, designó directora general de Políticas y Desarrollo Penitenciario del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social de la Comisión Nacional de Seguridad.

Entre los consignados con anterioridad por la fuga de Guzmán Loera se encuentran sujetos a proceso penal dos ex integrantes del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), dos elementos de la División de Inteligencia de la Policía Federal (los cuatro obtuvieron su libertad bajo caución y la PGR apeló de la resolución del juez de la causa), asimismo se encuentran presos y sujetos a proceso por el delito de evasión, cuatro custodios del penal de máxima seguridad.

La trama

El Chapo Guzmán escapó la noche del 11 de julio supuestamente sin que nadie lo detectara, pero en realidad desde varios días antes presos y custodios escucharon ruidos en la zona donde se encontraba el capo.

Los ruidos eran por la excavación de un túnel que se construyó a lo largo de más de mil 500 metros y que conectó desde la zona de regadera que está dentro de la celda hasta una casa en construcción que se localiza en el poblado vecino al Cefereso número 1.

La entrada del túnel se extendió metro y medio de profundidad y conectó con un conducto vertical de 10 metros de longitud, el cual tenía una escalera y esta oquedad lo condujo a un túnel con dimensiones de 1.70 metros de altura y entre 70 y 80 centímetros de ancho, con una profunidad que en línea recta representa más de mil 500 metros.

Guzmán Loera, quien estaba ubicado en el área de tratamientos especiales, pasillo número 2, en la estancia 20, se fugó por segunda ocasión de un penal de máxima seguridad del sistema penitenciario federal.

El túnel tardó unos ocho meses en ser construido por especialistas en minas, de acuerdo con la investigación de la Seido; el terreno en el que se construyeron una casa y una bodega, que sirvieron para efectuar la obra, fue adquirido en 1.5 millones de pesos y el pago se hizo al contado.

Guzmán Loera luego de fugarse, se bañó, se puso ropa deportiva y subió a un vehículo que pasó frente a las instalaciones del 27 Batallón de Infantería que se localiza a 500 metros del penal y que estaba a cargo de la seguridad perimetral del Cefereso.