Prevén ambiente seco y estable en gran parte de la República
4 noviembre, 2017
medidas precautorias El 11% de las escuelas públicas no tienen sanitarios
Inhabilitación por 10 años y multas millonarias enfrentan ex funcionarios del DIF
4 noviembre, 2017

La UAEH acusa al Congreso local de intentar violar su autonomía

Instalaciones de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, institución pública fundada en 1961, ubicada en la carretera Pachuca-Actopan. Foto Juan Ricardo Montoya

Juan Ricardo Montoya, corresponsal

Pachuca, Hgo. La rectoría de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) acusó el intento de violación a la autonomía universitaria por parte de la 63 Legislatura estatal, la cual emitió un decreto mediante el cual los diputados locales pretenden nombrar y destituir funcionarios de la máxima casa de estudios de la entidad sin tomar en cuenta a las autoridades de la casa de estudios.

En sesión ordinaria el pasado 27 de octubre el Congreso estatal aprobó la propuesta de la fracción del PRI de emitir la norma 228 para reformar la Ley orgánica de la UAEH, para fiscalizar los recursos de la universidad, argumentaron.

En un comunicado, la rectoría, a cargo de Adolfo Pontigo Loyola, refiere que de forma arbitraria (el Congreso local pretende) apropiarse la facultad de designar al titular del órgano interno de control, quien además de sustituir al contralor de la UAEH, inadmisiblemente tendría facultades para intervenir en las funciones sustantivas y adjetivas de la institución.

Por esa situación, refiere el boletín, la UAEH rechaza en forma tajante toda acción encaminada a vulnerar su autonomía, consagrada en la fracción séptima del artículo tercero de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, que faculta a las instituciones de educación superior la responsabilidad de gobernarse a sí mismas para educar, investigar y difundir la cultura, así como determinar planes y programas académicos, fijar los términos de ingreso, promoción y permanencia de su personal académico, y administrar su patrimonio.

La institución aclaró, además, que está en favor de la transparencia y la rendición de cuentas de los recursos que recibe de los gobiernos estatal y federal.

Prueba de lo anterior, dice, es que con frecuencia la UAEH es revisada por organismos y dependencias federales y estatales, como la Auditoría Superior de la Federación, la Auditoría Superior del Estado de Hidalgo, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, el Servicio de Administración Tributaria, el Seguro Social, el Infonavit, así como auditores externos.

No obstante, la rectoría puntualizó que por ningún motivo se aceptará la pretensión de violentar la autonomía universitaria, para evitar poner en riesgo los avances logrados en los últimos años, mismos que la colocan ya en el selecto grupo de las mejores universidades de México, Latinoamérica y el mundo.

Destacó que las acciones que se seguirán para evitar la transgresión a la ley orgánica, están enmarcadas en el plano legal, con el propósito de defender la autonomía que ha permitido a la UAEH impulsar exitosos programas institucionales de modernización de infraestructura, dar apoyo a proyectos para la divulgación de la investigación, de movilidad y estancias en el extranjero, así como otorgar becas, transporte universitario gratuito, seguro para estudiantes, sin olvidar las prestaciones laborales, entre otras.

Al respecto el profesor emérito de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México y jurista, Raúl Carrancá y Rivas, consideró como una intromisión abierta y descarada del Poder Legislativo estatal, al ámbito y espacio de una institución educativa a la que la propia Carta Magna le da autonomía y le concede la facultad de tener sus órganos necesarios para ejercer el control que proceda.

Con esa premisa, aseguró, los representantes populares tienen la obligación de conocer las leyes, pero en esta ocasión pasaron por alto el artículo 3 constitucional. El jurista recomendó a las autoridades de la UAEH la posibilidad de recurrir al terreno legal, en defensa de la libre y soberana universidad, frente a esta inadmisible intromisión del Congreso local.